Consejos de cocina de la semana

0

 

¿Sabías que para evitar que las cacerolas de aluminio se pongan color negro, al hervir agua o verduras hay que agregarle una cascarita de limón?

Te presentamos estos pequeños secretos de cocina de la semana para mejorar tu talento culinario:

– Cuando se agrega vino a una salsa, hay que hacerlo reducir antes de tapar, porque si se sirve en seguida toma un gusto muy desagradable.
– Si al cocinar una gallina resultara dura, retirarla del caldo caliente y colocarla debajo de la canilla de agua fria volviéndola nuevamente a la misma olla, repitiendo la operación una o dos veces si fuera necesario.
– Para quitar de la vajilla las manchas de té se usa sal humedecida.
– Para que las aceitunas negras resulten brillosas se las pasa por aceite.
– Se pueden reemplazar las hojas de laurel por hojas de limón, que son más suaves.
– Para evitar que las cacerolas de aluminio se ennegrezcan, al hervir agua o verduras agregarle una cascarita de limón.
– Cuando las recetas indiquen carbonato de amoniaco debe ser en piedra, después se reduce a polvo aplastando con la hoja de un cuchillo.
– El aluminio altera el color de las cremas; por lo tanto no debe usarse para las preparaciones a base de huevo o chocolate.
– Los helados, para que resulten cremosos, deben llevar de 8 a 10 yemas por litro de preparación. Si se quieren hacer más económicos, reemplazar en proporción de una cucharadita de maicena por yema.
– Las cremas de los helados están a punto cuando desaparecen las burbujas o espuma de la superficie y cubren la espátula de madera. con una capita delgada.
– La excesiva cocción de los dulces destruye la pectina (parte gelatinosa), por lo tanto no ponerle mucha agua para no prolongar la cocción.
– Las jaleas conviene cocinarlas sobre fuego fuerte por el mismo motivo.
– Para que los ravioles no se abran al cocinarse han de marcarse bien con el marcador antes de pasar la ruedita.
– Dejar hervir en abundante agua, y una vez que ha soltado nuevamente el hervor, destapar y continuar la cocción lentamente; estando a punto agregar un cucharón de agua fría, levantar con la espumadera e ir colocando en el colador.
– Para cocinar coliflores y repollos y evitar que despidan olor fuerte, agregar al agua de su cocción un trocito de pan y un poquito de leche.
– Para preparar salsa holandesa, conviene clarificar la manteca, esto evita que se corte.
– Para pelar los tomates es mejor sumergiéndolos unos minutos en agua hirviendo o frotarlos con el contrafilo de un cuchillo hasta que se desprenda la piel.
– Para conservar la leche sin necesidad de hervirla agregar un gramo de bicarbonato de soda por cada litro.
– La leche cortada se utiliza para scons y tortas.

 


Crema de Alcachofa y Apio

– Ensalada de Manzana y Arandanos

– Hamburguesas con Tocino

– Papas Francesas al Horno

– Cheesecake Marmoleado




 

Responder