Lo que debes saber de los espárragos

1

 

Aquí te dejamos estos consejos acerca de los espárragos y el buen uso que les puedes dar:

Qué hay en 100g de espárragos
19 calorías • tiamina y otras vitaminas B necesarias para el metabolismo de la energía • 40 por ciento del requerimiento diario de vitamina E • la sustancia llamada glutatión, que es uno de los antioxidantes más potentes para combatir la destrucción celular que provoca enfermedades.

En el mercado
– Temporada
El espárrago está disponible de abril a julio. Importado, se puede obtener en otras épocas del año.

– Qué buscar
Los espárragos deben tener tallos redondos y firmes con puntas verde oscuro, moradas o blancas. Los espárragos morados son más grandes y menos fibrosos que los verdes. Cocidos, tienen un sabor que evoca al de la nuez. Los espárragos blancos (que se cultivan sin que les dé la luz solar) tienen un sabor delicado, no tan fuerte como el de los trigueros o los morados. Trate de escogerlos de tamaño uniforme para facilitar la cocción.

En la cocina
– Almacenamiento
Los espárragos deben comerse tan pronto como sea posible después de comprarlos. Almacenados a temperatura ambiente, por ejemplo, pueden perder la mitad de su vitamina e en dos días. Si tiene que conservarlos de uno a otro día, envuelva los extremos gruesos en toallas de papel mojado, cúbralos con plástico para envolver y póngalos en el frigorífico.

– Preparación
Lávelos cuidadosamente para quitarles la tierra que puedan tener. Pártalos y descarte los extremos duros (derecha).

Cocina básica
Los espárragos pueden cocerse de muy diferentes modos.
Al vapor o hirviéndolos. No los cueza demasiado, de 3 a 5 minutos, para que no se pongan muy suaves. Sáquelos de la cazuela cuando estén crujientes pero tiernos; recuerde que se seguirán cociendo mientras se enfrían.
En horno de microondas, ponga las puntas hacia el centro en un plato. Agregue 1/4 de taza de agua, cubra firmemente y cueza de 4 a 7 minutos.

Asados, precaliente el horno a 190º C Póngalos, sin amontonarlos, en un recipiente poco hondo, rocielos con aceite de oliva y sazónelos con sal y pimienta. Hornee unos 20 minutos, hasta que estén crujientes pero tiernos.

1 comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder