El melón en tus recetas y tu salud

0

 

El melón es una excelente fuente de vitaminas, en particular de provitamina A (caroteno), de oligoelementos y fibras.

El melón es una fruta particularmente refrescante a causa de su alto contenido en agua (90%). Su aporte calórico no es muy elevado: un promedio de 35 a 40 calorías por cada 100g, según su índice de azúcar que puede variar del 6 al 14% pero que muy a menudo se sitúa alrededor del 10 o 12%.

¿Su principal ventaja? Es muy rico en provitamina A (betacaroteno), lo que le otorga virtudes antioxidantes.

Tipos de melones
– Melón cantalupo: una de las variedades más cultivadas y muy dulce.
– Melón galia: melón de corteza amarilla, pulpa verde claro, perfumado y dulce.
– Melón de invierno: melón amarillo o verde de pulpa blanca, amarilla o verde claro. No es muy dulce ni muy oloroso.
– Gran melón amarillo: ovalado, de corteza amarilla y pulpa blanca rosada o amarillo claro. Es muy jugoso pero algo insulso.

Cómo comprar melón en el supermercado

Elige un melón cuyo pedúnculo esté empezando a despegarse: esto significa que el melón ha alcanzado su estado óptimo de maduración. El melón debe también ser pesado y oler bien, particularmente alrededor del pedúnculo.

Para conservarlo, debes mantenerlo a temperatura ambiente si aún no está maduro o dentro del refrigerador, en el compartimiento de verduras, envuelto en un film, si ya ha alcanzado la madurez necesaria.

Bondades

El melón es una fuente importante de vitamina C, nos aporta unos 25mg de esta por cada 100g. La vitamina C es necesaria para la producción de colágeno y la cicatrización, y es también un buen antioxidante. Dicha fruta contiene también vitaminas del grupo B pero en menor cantidad. ¿Y en cuanto a los oligoelementos? El melón es rico en potasio, con una tasa elevada de 300mg por cada 100g, lo que favorece la estimulación de la diuresis y la eliminación de agua. De manera más secundaria, nos aporta también magnesio, calcio, hierro, zinc, cobre, manganeso, iodo, etc. Todas las variedades de melón aportan estas vitaminas y minerales.

Los melones de corteza naranja son también buenas fuentes de bioflavonoides y otros pigmentos vegetales que ayudan a prevenir algunos cánceres y enfermedades cardiovasculares. Hay que destacar finalmente, que el melón aporta fibras eficaces para el buen funcionamiento de los intestinos.

Recetas de cocina recomendadas con melón:

Prosciutto con melón

Pastel de Melón

Bolitas de Melón con Jamon Serrano

Pechugas con Mostaza y Melón

Responder