La avena en tus recetas

0

 

La avena ha pasado a ocupar un lugar preferente en nuestra alimentación. Lo que hace que hoy en día la avena sea tan conocida es su alto contenido en fibras insolubles.

Es una cantidad excepcional, en razón de 8. g por cada 100, lo cual influye sin duda alguna en el tránsito intestinal. Una vez que se encuentra en el organismo, las fibras se hinchan e inhiben el apetito, lo que nos ayuda a limitar el consumo entre comidas y, por lo tanto, el aumento de peso.

Por otro lado, la avena también puede ayudar a prevenir algunos tipos de cáncer del aparato digestivo, entre ellos, el cáncer de colon; aun cuando su papel en el tratamiento sigue siendo controvertido.

Ten cuidado si sustituyes los cereales integrales por el salvado de avena, es muy agresivo con el intestino. Debe evitarse su consumo en los casos de niños menores de 5 años y de personas mayores, puesto que podría influir negativamente en su digestión. En este último caso, lo recomendable es no pasar de 3 cucharadas soperas por día.

El consumo de avena, independientemente de la forma en la que se consuma, debe acompañarse necesariamente de una gran cantidad de agua, puesto que absorbe cualquier líquido.

Recetas de cocina recomendadas con avena:

– Pay de Nuez y Avena

– Crujiente de Manzana Apple Crisp

– Granola Hecho en Casa

– Pan de Plátano Light

Responder