Cociendo perfectamente el brócoli

0

Cuando preparamos las verduras y las cocinamos siempre se recomienda cortarlas lo menos posible y hervirlas en el tiempo justo para evitar que pierdan sus propiedades nutritivas como las vitaminas y minerales en la menor cantidad posible.

Además les recordamos que tanto dejar las verduras partidas y remojadas en agua mucho tiempo como pasarse en el tiempo de cocción colabora en que se pierda aún más el color y el sabor así como sus vitaminas y minerales.

En el tema del color ayuda sobre todo mucho el refrescar con agua bastante fría las verduras recién sacadas de la olla para que recuperen ese color fuerte que las caracteriza en su estado crudo original.

En el caso del brócoli lo ideal es:

  1. Limpiarlo entero antes de partirlo.
  2. A continuación cortamos el tronco inferior y lo dividimos en ramitos por los tallos pero sin cortarlos ellos mismos.
  3. Inmediatamente lo echamos en agua salada ya hirviendo y en una olla amplia para que el brócoli tenga sitio para moverse y cocerse bien.
  4. Vamos controlando el tiempo de cocción y la ternura del brócoli para evitar que se cueza demasiado.
  5. Hay que procurar cocinarlo tierno pero firme y algo crujiente.
  6. En cuanto lo escurramos, lo pasamos por agua bien fría para devolverle ese color verde vivo tan atractivo para los platos en los que el brócoli es protagonista.

Recetas de cocina recomendadas con brócoli:

– Brócoli Picante con Ajo

– Brócoli a la Vinagreta Turca

– Brócoli Gratinado con Queso Gorgonzola

– Brócoli con Vino y Ajo

Responder