Usos de la coliflor y sus beneficios

0

 

La coliflor es un producto vegetal propio del otoño y del invierno que presenta numerosas variedades, clasificadas en diferentes grupos que reciben el nombre de su país de origen.

La coliflor tiene un contenido bajo en calorías ya que sólo aporta 32 por cada 100g. Y a pesar de las pocas calorías que aporta a la dieta es muy rica en vitamina C y A (que protege las mucosas y la vista) y contiene también la vitamina E (la del crecimiento) y la K (antihemorrágica).

Consejos de almacenamiento
La coliflor no se conserva bien, en particular cuando se le recortan las hojas. Si no puede usar la cabeza de la coliflor el día que la compre, guárdela sin lavar en una bolsa de plástico perforada y refrigérela no más de uno o dos días. Lo mismo se aplica a la coliflor sobrante. En lugar de recalentarla como plato secundario o servirla fría como ensalada, es mejor hacerla puré y usarla para la sopa del día siguiente.

Preparación
Lave la coliflor exactamente antes de cocerla o cómala cruda. Con un cuchillo separe los ramitos en trozos adecuados para comerlos, conservando un pedacito de tallo. Para mantener crujientes y blancos los ramitos hasta servirlos, colóquelos en un bol con agua helada. Exprímales un limón y refrigérelos. Escúrralos y sacúdalos para que se sequen antes de servirlos.

Cueza con cuidado la coliflor, vigilándola frecuentemente porque puede sobrarle o faltarle cocimiento si se descuida. Los ramitos se cuecen tan pronto como el extremo del tallo está tierno. La coliflor se mancha si se cocina en cacerolas de aluminio.

Sirva la coliflor cruda con díps. Cocida, se puede servir con una salsa, hacerla en sopa o agregar combinaciones de verduras para aprovecharla en curries.

Recetas de cocina recomendadas con coliflor:

– Tortitas de Colifor con Queso y Jamon

– Sopa de Coliflor con Queso Gorgonzola

– Sopa de Coliflor Light

– Pure de Coliflor que Parece Papa

Responder