Las bondades de la mandarina

0

 

La mandarina o tangerina, se considera como uno de los cítricos más populares en el mundo. Posee un agradable dulzor y suave pulpa.

La mandarina posee el ácido oxálico que se encuentra en su pulpa, unido con las peptinas de la cáscara, que se convierten en el remedio que arrastra el plomo, mercurio, cadmio y cromo que se hallan en la sangre.

Esta pequeña y aromática fruta es rica en propiedades nutritivas, por lo que cada gajo constituye un bocado de salud. La mandarina se compone principalmente de agua (88%), posee un escaso contenido de azúcares, y un bajo aporte calórico (aprox. 37 calorías por 100 gramos).

Es buena fuente de vitamina C, aunque la contiene en menor cantidad que otros cítricos. Es también importante fuente de ácido fólico y betacaroteno (provitamina A), un pigmento vegetal que le otorga su hermoso color naranja y que una vez ingerido, se transforma en vitamina A en el organismo, favoreciendo la visión, los huesos y el sistema inmunológico.

Esta nutritiva fruta, contiene además cantidades destacables de ácido cítrico, magnesio y potasio, y en menor proporción, calcio y algunas vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B6). Por su alto contenido de potasio, carotenoides y otros nutrientes, la mandarina constituye una buena alternativa para reponer los líquidos y minerales perdidos después de la actividad física.

Usualmente las mandarinas se consumen frescas y en gajos, pero también se emplean en la preparación de jugos, refrescos, helados, postres, pasteles, mermeladas, licores y ensaladas, entre otros.

Recetas de cocina recomendadas con mandarina:

– Pastel de Mandarina y Cointreau

– Ensalada de Hinojo y Mandarina

– Salmon a la Mandarina

– Pastel de Mandarina

 

 

 

Responder