Claves para una Alimentación Balanceada

0

Toma nota de 5 consejos importantes para tener una vida balanceada. Al final te dejamos algunas recetas saludables para que tomes en cuenta.

  1. Administrar la alimentación como si fuera un presupuesto. Todos tenemos un cupo de calorías al día. Se trata de gastarlas lo mejor posible. Pongamos un ejemplo. Tienes un presupuesto para comprar tres electrodomésticos: un lavavajillas, un refrigerador y una lavadora. Sin embargo, al entrar en la tienda compra otros artículos. Cuando se quiere dar cuenta ya no tiene el dinero suficiente para comprar lo que necesitaba y se ha llenado de trastos inútiles.  Esto es lo que hacemos, cuando comemos galletas, palomitas, papas fritas, refrescos de cola, comidas preparadas poco saludables, toda clase de snacks, dulces, etc. Se queda sin hambre, se quita de lo que es necesario: verduras, frutas, legumbres, pastas, carnes, pescados, huevos, lácteos, etc., y se llena de calorías inútiles. Prueba a eliminarlos o reducirlos al máximo, verás la diferencia para tu salud y presupuesto.
  2. No contar jamás las calorías, pero conocer su valor. Si piensas en tu alimentación como en un presupuesto bien gestionado, nunca se dedicará a contar calorías. Harás partidas, cuya suma tiene que cuadrar con el total de calorías asignado al día. Sabrás de antemano lo que tienes que comer y lo que no.
  3. Intentar mantener los horarios. Cuando alguien se come un sándwich en el auto y no tiene tiempo de ir a comer, siempre dice: “es que hoy no he comido”. Se quiera o no, el sándwich cuenta; lo mismo sucede con los cafés y bocadillos que nos tomamos a lo largo del día. Mantener un orden de comidas, a sus horas y lo más equilibradas posible, ayudará a tener la sensación de que se ha comido y no tendrás necesidad de pasarte el día picando.
  4. No renunciar a nada, pero saber compensar. Nada impide comer en un momento dado frutos secos, turrón o pastelitos. Pero se hace con moderación. Si un día se pasa, porque hay una comida especial, al día siguiente se deberá compensar con fruta, ensalada y algo ligero.
  5. Ser conscientes de que la comida no es un juego. Se ha fijado que la publicidad de algunos productos dirigidos al segmento infantil -adolescente utiliza como argumento el factor “divertido”. ¿Qué consecuencias tiene esto? Las verduras no gustan porque no son divertidas, pero muchos productos con un alto contenido en grasas y azúcares sí lo son, porque invitan a la aventura a través de campañas masivas de publicidad.

La relación entre salud y dieta se recoge en un refrán: “Somos lo que comemos”, y la educación nutricional no es un juego, por mucho que algunas empresas intenten llevar a ese terreno con falsas promesas.

Recetas de cocina

Recomendamos las siguientes recetas para una alimentación sana. Toma nota y verás los cambios en tu vida.

(te recomendamos hacer click en el título de la receta para ver más detalles)

Galletas de Avena

Estas galletas son buenisimas porque son pura fibra, super nutritivas y riquisimas, pueden darlas de lunch a sus hijos.

Rollitos de Jamón y Queso Cottage

Para cualquier momento del día, cuando ataca el hambre.

Pimientos Piquillo Rellenos de Queso de Cabra

Estos rico pimientos españoles están rellenos de queso de cabra y sazonados con perejil, tomillo y vinagre de jerez. Son deliciosos y muy saludables.

Sopa Fria de Sandia y Jitomate

Esta rica sopa fría de jitomate y sandía te encantará y está llena de antioxidantes que harán que tu piel luzca muy bien.

Croquetas de Calabaza

Estas croquetas estan horneadas y son ligeras y deliciosas.

Pollo a la Menta con Verduras

Esta receta de pollo es ligera y muy rica gracias a la combinación de los vegetales, el vino blanco y el sabor a menta.

Ensalada con Uva, Queso y Piñón

Esta rica ensalada lleva manzana, endivias, uvas, piñones, queso de cabra y una rica vinagreta.

Comenta y participa aquí