Alimentos recomendados para tu bebé

0

Existen muchos tipos de alimentos que benefician a tu bebé, pero existe una lista de aquellos que aportan muchos beneficios más que otros y que son considerados como los más destacados en su consumo. Estos alimentos tienen más nutrientes importantes para el crecimiento de tu bebé y es por ello que, cuando tu hija(o) está comenzando a comer sólidos será bueno ofrecerle sabores variados y con muchos nutrientes.

Es por ello que aquí te decimos cuáles son esos alimentos que aportarán lo necesario a tu bebé. Es importante recordar que la comida debe tener la textura adecuada de acuerdo a la edad de tu bebé: bien machacada o en puré muy fino para bebés de 6 a 8 meses y pedacitos suaves y pequeños para bebés de 8 a 10 meses. Ya una vez cumplido el año tu hijo puede comer casi las mismas texturas que un adulto, mordiendo y masticando pedacitos de comida del tamaño adecuado para no atragantarse.

Se recomienda esperar tres días antes de ofrecerle un alimento nuevo. De esta manera, podrás darte cuenta si tiene una reacción alérgica a alguno de ellos.

Calabaza

Existen muchas variedades de calabazas y todas son ricas en vitamina A y C. La calabaza es, además, un vegetal de sabor naturalmente dulce y textura agradable para los niños, muy cremosa.

Idea de preparación: Hornea o cocina al vapor media calabaza y rocíala con un poquito de aceite de oliva o queso parmesano rallado. También puedes servir la calabaza cocinada con un poco de cilantro fresco y garbanzos cocinados molidos, o agregarla a las comidas favoritas del bebé.

Receta recomendada: Haz click aquí para conocer una deliciosa receta de puré o papilla de calabaza que le encantará a tu bebé.

Lentejas

Éstas son ricas en proteína y fibra, lo que las hace muy nutritivas. Contienen, además, mucho hierro -incluso más que los frijoles negros- y son una de las comidas saludables más económicas que puedes comprar.

Idea para preparar: Combina las lentejas con verduras mixtas, como zanahorias y calabacitas, y sírvelas con arroz y la sazón que prefieras. Prueba hierbas como la albahaca y el orégano.

Receta recomendada: Haz click aquí para conocer una deliciosa receta de lentejas.

Verduras de hojas verde oscuro

Las verduras de hojas verde oscuro tienen alto contenido de hierro y folato. Aunque las espinacas son tal vez las más populares de este grupo, existen muchas otras variedades, incluyendo diferentes tipos de col y acelgas.

Idea para servir: Cocina al vapor o saltea en una sartén un puñado de verduras y mezcla un poquito de cereal fortalecido con hierro para darle a tu bebé una dósis doble de este importante mineral. Prueba diferentes proporciones para descubrir la mezcla que más le agrada a tu bebé.

Receta recomendada: Deliciosa receta de puré de coliflor que podrá encantarle al bebé.

Brócoli

Contiene de folato, fibra y calcio. Esta verdura también es reconocida por sus propiedades anticancerígenas. Además, los componentes de azufre que contiene le dan un sabor singular que ayuda a tu bebé a ampliar su paladar.

Idea para servir: Cocina pedacitos de brócoli al vapor hasta que estén tiernos y congélalos. Cocinarlo al vapor le quita el sabor fuerte al brócoli y el brócoli heladito suele gustar más a los bebés. También puede calmarles las encías durante el crecimiento de sus dientes.

Arándanos azules

El color azul profundo de estas frutas silvestres viene del tipo de flavonoides que contienen, llamados antocianinas, muy buenas para los ojos, el cerebro y hasta el tracto urinario del bebé.

Idea de preparación: Combina 1 taza de arándanos azules y un cuarto de taza de agua en un tazón, cocínalos en el microondas durante un minuto y deja enfriar. Sirve los arándanos cocinados con yogur natural por encima.

Aguacates

Los aguacates son una buena fuente de grasas insaturadas. De hecho, la composición de la grasa que contienen es en cierto modo semejante a la de la leche materna. Y si te preocupa el hecho de que tu bebé coma mucha grasa, no te preocupes porque la grasa insaturada es un tipo de grasa beneficiosa que los bebés necesitan para el desarrollo de su cerebro.

Idea de preparación: Combina aguacates machacados con otros ingredientes, como queso crema, manzanas o pescado. Y cuando salgan de paseo, deja en casa las galletitas y lleva aguacate en su lugar. Puedes llevar un aguacate en la bolsa del bebé y servírselo en cortes finos sobre pan tostado mientras tomas una tacita de café con tus amigas.

Carne de res

Hay personas que no piensan en la carne de res como un alimento para bebés, pero la carne es una fuente excelente de zinc y hierro para bebés mayores de 7 meses.

Idea de preparación: Los guisos son una de las comidas ideales para los bebés: son fáciles de preparar, fáciles de masticar y se pueden preparar de forma muy variada. Puedes preparar un guiso de carne para toda la familia y hacer un puré nutritivo y sabroso para tu bebé.

Ciruelas pasas

Las ciruelas secas o pasas tienen mucha fibra y pueden ayudar a aliviar el estreñimiento, que podría afectar a tu bebé una vez empieces a incluir alimentos sólidos en su dieta.

Idea de preparación: Remoja las ciruelas, hazlas puré y sírvelas solas o mezcladas con otros alimentos, como cereal o puré de manzanas, para obtener un postre naturalmente dulce. Si tu bebé está muy estreñido, se sugiere que agregues una cucharadita o dos de jugo de ciruelas a su biberón de fórmula o leche materna.

Garbanzos

Como las lentejas, frijoles y otras legumbres, los garbanzos son ricos en proteínas y fibras. Y resultan económicos y versátiles.

Idea de preparación: Prueba el hummus, o puré de garbanzos. Cómpralo en el supermercado o prepáralo tú misma, haciendo puré garbanzos cocinados con ajo, jugo de limón, aceite de oliva y tahini (manteca de ajonjolí).

Mandarinas

Ricas en vitamina C y antioxidantes, las mandarinas son un excelente alimento que tu bebé puede comerse con los deditos. A los bebés les encanta su sabor.

Idea de preparación: Corta los gajos en pedacitos que el bebé pueda meterse a la boca, sin riesgo de que se atragante, y listo. Puedes comprar mandarinas frescas o enlatadas, pero si las compras de lata, asegúrate que vengan sumergidas en agua y no en jarabe o almíbar, ya que a éste le agregan azúcar.

 

Para ver más recetas de comida para tu bebé, haz click aquí.

 

 

Responder