Bájale las calorías a tus recetas

1

Muchas veces al momento de cocinar hacemos uso de ingredientes que aportan más grasas o calorías a nuestras recetas. Para ello debemos tener cuidado en este punto esencial, pues con esto podríamos estar reduciendo el consumo de calorías en los platillos que cocinamos.

Es importante que tengamos en cuenta que tampoco es bueno reducir en su totalidad las grasas, no es saludable.

Ten en cuenta estos consejos que te ayudarán a reducir las calorías en tus recetas y podrás permitir el ingreso de nutrientes que benefician la salud de tus comensales.

Recetas bajas en calorías

  • – Identifica todos los elementos ricos en calorías en la receta original.
  • – Haz una lista de productos de bajas calorías que puedan ser candidatos a reemplazarlos. Para hacer esto empieza de poco a poco.
  • – Comienza por sustituir una porción de los productos originales por aquellos bajos en calorías, y comprueba cuánto afecta al sabor y la consistencia del plato original.
  • – A veces conviene dejar una mínima porción de grasas para que el plato no pierda identidad. Si se cocina al horno, especialmente, una pequeña cantidad de grasa es imprescindible para dar cuerpo al plato.
  • – Si tu receta lleva huevos, reemplazalos con algún sustituto. Un huevo tiene 4 veces más calorías que sus sustitutos más comunes, como por ejemplo el tofu.
  • – En aquellos platos dulces que se hacen al horno (comúnmente pasteles), reemplaza los aceites, mantecas o margarinas por puré de frutas o composta de manzanas.
  • – Disminuye la manteca. Reducirla te hará notar la diferencia. Elimina una cucharada de mantequilla o margarina que le agregas a las verduras, papa asada o al pan, la cual equivale a 100 calorías por cucharada. Podrás ahorrar 700 calorías por semana.
  • – Usa leche descremada o baja en calorías en lugar de leche entera.
  • – Usa mayonesa descremada o crema baja en calorías en vez de la normal. El yogurt (descremado y sin sabor) también es un buen candidato para el reemplazo en estos casos.
  • – Quítale la piel a las aves, ya sea antes de cocinarlas o después. El pollo, por ejemplo, se secará si se lo cocina sin piel, así que lo sensato es asegurarse de que no llegue a la mesa removiéndola después de cocido.

Ya que has leído estos consejos que son muy sencillos por qué no ponerlos en práctica en la cocina. Te ayudarán en mucho.

Recetas de cocina

(recomendamos que hagas click en el título de la receta para ver más detalles de preparación)

Scaloppine de pollo al limón. Receta fácil de pollo con un poco de limón y enharinado con toques de paprika.

Pollo Horneado al Limón. Una rica receta de pollo horneado al limón con cebollitas y orégano. Se puede preparar un gravy con los jugos que solto el pollo al hornearse.

Pollo al Limón y Alcaparras. Este pollo es delicioso e ideal para una rica comida o cena. La receta tiene limón y alcaparras que le dan un sabor muy rico al pollo.

Puré de Papas. Esta rica receta de puré de papas es facil de seguir y preparar. Acompaña tus platillos de carnes con este puré de papas.

Papas con Queso de Cabra a la Parrilla. Estas ricas papas estan hervidas, cortadas en rodajas y cocinadas en la parilla con queso de cabra y hojas de menta.

Bistec a la Naranja. Una deliciosa carne con un rico sabor a naranja.

Tarta de Manzana. Deliciosa tarta de manzana acaramelada con una masa de textura esponjosa para acompañar con lo que desees.