Ahorra dinero sin desperdiciar la comida

1

Recetas de vegetales o verduras

No desperdicies la comida, si tienes sobrantes de un platillo, organiza tu menú para que puedas aprovecharlo al máximo y ahorra dinero cuanto antes, solo es cuestión de una buena planeación.

No es muy difícil convertir las sobras de vegetales, frutas y algunos ingredientes en deliciosos platillos, con un poco de creatividad puedes utilizar la comida que comunmente se desperdicia y preparar otros platillos que además de utilizar al máximo la comida, ahorrarás dinero.

Tallos de Brócoli. Si utilizaste brócoli en tu receta, utiliza los tallos triturandolos, mézclalos con un poco de col y prepara una ensalada con el aderezo de tu preferencia.

Utiliza la cáscara de los cítricos. Cuando utilices el jugo o los gajos de los cítricos como mandarina, naranja y limón, puedes aprovechar la cáscara. Para guardarla, acomódalas en una bandeja, cubre con agua y congela. Puedes utilizar las cáscaras para realizar ricas y refrescantes bebidas o deliciosos pasteles.

Hojas de betabel. Si utilizaste betabel, no tires sus hojas. Pícalas y blanquéalas. Asa el betabel, combínalo con las hojas picadas y un poco de queso de cabra. Tendrás una ensalada rápida, sana y muy colorida.

Tallos de los hongos. No solo utilices el “sombrerito” del hongo, los tallos los puedes utilizar y añadir bien picados para darle más sabor a tu carne molida.

Tallo de perejil. Es muy común tanto del cilantro como del perejil desperdiciar los tallos y utilizar únicamente las hojas. Para no desperdiciarlos, utiliza el tallo de perejil en tu caldo de pollo hirviendo, notarás la diferencia de sabor. Cuela el caldo antes de utilizarlo.

Zanahorias. Si tus zanahorias se encuentran sobremaduras y con una consistencia suave, mételas a un recipiente con agua y hielos por unas horas antes de comer.

Huevos en fecha de vencimiento. Si tienes huevos a punto de expirar, utilízalos para preparar un snack nutritivo. Prepara huevo duro (hervido por 10 a 15 minutos, dependiendo de la consistencia que te guste) son fáciles de pelar y puedes acompañar con limón y sal o en una torta.

Fruta reblandecida. Si tienes fruta que ya está muy madura como plátanos, puedes utilizarlos para hacer un panqué. Si son manzanas o peras, puedes pelarlas, quitarles el corazón, cortarlas en pedacitos, cocinarlas con un poco de azúcar y agua y una vez que estén suaves, podrás acompañar tu desayuno con un poco de fruta, por ejemplo en un pan tostado.

Como verás solo es cuestión de pensar en qué otras recetas podemos utilizar nuestros ingredientes que tenemos de más, puedes organizar un menú semanal que tenga ingredientes repetidos (no todos necesariamente) para que puedas comprar más (a veces sale más barato al mayoreo) y no se desperdicie la comida.

¡Ahorra dinero! Y para que puedas utilizar la fruta, la verdura, los huevos o tus hierbas favoritas en varias recetas, hemos escogido unas recetas de cocina para que lo pongas en práctica cuanto antes.

Huevo duro relleno. Estos ricos huevos duros están rellenos de la yema de huevo batida con aceitunas negras, perejil y mostaza.

Fettuccine con salsa de hongos. Rica receta de pasta con una salsa de hongos y champiñones en una salsa cremosa con queso parmesano.

Tarta santiago. Es una tarta de almendra adornada con naranja.

No desperdicies la comida, ahorra dinero

Pastel de plátano. Después de probar muchas recetas diferentes de panque de plátano, he decidido que esta es la receta ganadora. El pastel de plátano no queda nada seco y tiene un sabor que te volverá loco. Pruebala!

Lomo de cerdo con nuez y manzana. Una deliciosa receta que le da un nuevo “twist” a un clásico lomo de cerdo.

Tarta de plátano con caramelo. Esta deliciosa tarta de platanos se prepara con pasta de hojaldre comprada y queda muy rica

No desperdicies la comida, ahorra dinero

Sopa de betabel y jengibre. Rica sopa de betabel tipica de Rusia.

Biscotti de almendra cubierto de chocolate. Ricas galletas italianas con almendras y ralladura de cáscara de naranja remojadas en chocolate.

Brocoli con vino y ajo. Rica receta de brócoli cocinado con ajo y vino blanco.

No desperdicies la comida, ahorra dinero

Si quieres conocer todas nuestras recetas, haz click aquí