Grasas buenas y grasas malas

1

Solemos pensar en la palabra grasa y asociarla con algo malo para la salud y la dieta. Por lo contrario, hay algunas que ayudan al metabolismo así como a la salud y a mantenerse en forma, el truco está en distinguir cuáles son las que benefician tu estilo de vida.

Grasas

Las grasas tienen una muy mala reputación. Basta con ir al supermercado y pasearse un par de veces por los pasillos para ver que estamos obsesionados con los productos con 0% grasa y sin calorías, cuando en realidad, sí las necesitamos tanto para tener energía como para realizar funciones mentales diarias y hasta mantenernos sanos emocionalmente. El punto es que hay que separar lo bueno de lo malo.

En definitiva las grasas transgénicas y saturadas son aquellas a las que culpamos por la obesidad y por no ayudar a mejorar la salud y tenemos razón en alejarnos de ellas. Pero por lo contrario, las grasas monosaturadas, polisaturadas y el Omega 3 son responsables de todo lo contrario: controlar tu peso, mantener agilidad mental, combatir enfermedades crónicas y hasta evadir la fatiga. Por lo tanto la decisión no debe ser alejarse de las grasas, debe ser reemplazar las dañinas con aquellas que pueden traer beneficios tanto a nuestra figura como a nuestra salud.

Un ejemplo de grasa buen es el salmón. Es uno de los ingredientes con mayor contenido de Omega 3 por lo que es un pez bastante graso, pero esto no significa que haga daño, por lo contrario, se ha comprobado que combate las posibilidades de contraer cáncer así como el bloqueo arterial. Otra alternativa es el aguacate, que sí, es casi pura grasa pero no importa pues ayuda con la presión arterial además de ser extremadamente versátil en la cocina.

De lo que debemos alejarnos es de aquellas grasas que se encuentran en productos de larga duración como papas fritas enlatadas, refrescos y chocolates o dulces de producción masiva con conservadores. Démonos cuenta que todos estos alimentos también existen en alternativas saludables. Las papas por ejemplo puedes encontrarlas fritas de la misma forma pero orgánicas y hechas con aceite de olivo que ayuda al rejuvenecimiento de la piel y a una mejor digestión. El chocolate por su lado también contiene grasa, pero si es más de 60% cacao puro entonces conlleva un beneficio hormonal extraordinario, en especial para las mujeres.

Recuerda que lo ideal para bajar de peso y mantenerse saludable no es comer menos grasa sino mejor grasa, y no es alejarse de aquellos productos que podrían parecer más calóricos sino de aquellos que puedan desbalancear tu organismo. A final de cuentas todo esto es una buena noticia, productos como el aguacate, el salmón y el cacao son favoritos de muchos y recomendamos que los consumas pues pueden ayudarte tanto a bajar de peso como a mantenerte saludable.

 

Recetas con Grasas Buenas

Receta de Salmón Poché

Salmón Poché

Ingredientes:

– 1 poro

– 2 limón amarillo

– 1 apio

– 2 zanahorias

– 1 cucharada de pimienta entera

– 2 hojas de laurel

– 1 rama de tomillo

– 4 filetes de salmón con piel

– 1 manojo de eneldo fresco

Haz click aquí para ver el procedimiento y el video para preparar esta receta.

 

Receta de Dip de Aguacate y Atún

Dip de Aguacate y Atún

Ingredientes:

– 1 aguacate

– 90 gramos de queso doble crema

– 1 lata de atún en lata

– 1 lata de chile jalapeño en escabeche

– galletas saladas

– sal

Para ver como preparar esta receta da click aquí.

 

Receta de Naranjas de Chocolate – Amargo

Naranjas con chocolate amargo

Ingredientes:

– 150 gramos de chocolate semi-amargo

– 250 gramos de agua

– 250 gramos de azúcar

– 2 naranjas de piel gruesa

Da click aquí para ver el procedimiento para preparar esta receta.

 

“Deja de comer grasas malas y opta por las grasas buenas.”