Una copa de vino al día

0

De todas las formas que hay para cuidar la salud probablemente esta sea la más fácil y placentera de todas. ¿Una copa de vino al día para cuidar el corazón? Es verdad.

Sirviendo vino

El alcohol, o aún más en concreto, el vino, no es algo que esperaríamos que ayude a la salud. De hecho sabemos que en exceso puede causar estragos de varias formas al cuerpo pero aquel mito de la copa el día resulta realidad pues en verdad puede reforzar el cuerpo y prevenir enfermedades próximas. Además, mientras más investigan sobre los beneficios de esta bebida mayores encuentros salen a la superficie.

La noticia más reciente es que bajo el marco de cuatro a siete copas de vino a la semana se puede luchar contra la depresión. Los polifenoles que se encuentran en las cáscara de las uvas y por consecuente en el vino son animadores naturales que nos alejan de la depresión crónica  y la baja de moral.

Ahora, hablando del beneficio del vino tinto específicamente para con nuestro sistema cardiovascular y en efecto, para el corazón, se comprobó en 1992 cuando se descubrió “la paradoja francesa”. Resulta que en el sur de Francia la dieta normal de los ciudadanos está llena de grasas y carbohidratos pero a diferencia de otras naciones ahí no se sufre de infartos u otras enfermedades cardiovasculares, al menos no en la cantidad que en otros países de Europa y el mundo. Se dedujo que esto se debe a su alto consumo de vino.

Varios estudios consensuan en que diferentes sustancias como los polifenoles y en particular el resveratrol presentes especialmente en el vino tino, al ser antioxidantes muy potentes, tienen un efecto preventivo frente a diferentes enfermedades como el cáncer y otros padecimientos como infartos o disfunciones gástricas. Sobra decir que el abuso de este producto o de cualquier otra bebida alcohólica puede desarrollar efectos completamente contrarios y reducir la salud.

En cuando a qué vinos escoger, todo depende de gustos. Claro está, como lo dijimos anteriormente, que el vino tinto tiene un mayor número de antioxidantes por lo que, de escoger, habría que elegirlo. Esto no quiere decir que el vino blanco no tenga los mismo beneficios, sino que su efecto es más discreto. Recomendamos consumir esta copita de vino unas cuatros veces a la semana durante la comida para que el cuerpo pueda asimilarla y así obtener todos sus beneficios.

Además de una copa de vino, acompaña con una alimentación perfecta con recetas que Kiwilimón tiene para tí, haz click aquí y encuentra la receta que estás buscando.

 

“Toma una copa del vino al día y disfruta de los beneficios.”

Responder