Consejos sobre el pescado

0

Te compartimos estos tips para que en esta cuaresma elijas y cocines deliciosos platillos con pescado fresco.

pescado

 

¿Pescado entero o en filetes? ¿Cómo reconocer la frescura cuando ya está cortado? Resuelve ésta y otras dudas de conservación de pescados. En la actualidad, comprar pescado fresco en la pescadería es una garantía de frescura, ya que a pesar de su transportación y de su manejo, existen técnicas y métodos para conservarlo en perfecto estado, hasta el momento en que llega a tu mesa.

Aún así, es importante reconocer el pescado fresco desde el momento de verlo, la apariencia y el olor son dos elementos clave, y que además son fáciles de aprender ya que saltan a la vista.

El primer paso para llevar a casa pescado siempre fresco es hacerte de un pescadero de confianza, ya sea en la pescadería o en el súper, él puede asesorarte sin problema no solo en la calidad del pescado, sino en las temporadas de pesca y veda, así podrás comprar de acuerdo con esto y tener siempre acceso a los mejores pescados y mariscos, durante todo el año.

¿Filetes o pescado entero?

La respuesta a esta pregunta es: depende para qué lo necesites, no es lo mismo querer rebozar un filete sol, que hacer una sopa de pescado, en donde necesitamos de la piel y de los huesos, para dar sabor.

En cuanto a la frescura, es más fácil elegir un pescado entero, y si eres inexperta en esto de la cocina, pide al pescadero que una vez que hayas elegido la pieza entera, él la corte en filetes.
En los pescados enteros, la piel debe estar brillante y tensa, el color mate o la piel arrugada, denotan que el pescado ya no es del día.

Otra clave de suma importancia es su olor. El pescado fresco, debe oler a mar y tener un aroma que se antoje.

Los ojos deben estar brillantes, ya que con el tiempo, la superficie transparente de los ojos se pone opaca y gris, y el globo se aplana.

El vientre de un pescado no debe estar hinchado, blando o roto. En los filetes o en las rodajas, debe tener un aspecto lustroso y no mate, no debe haber bordes pardos, ni resecos.

Conservación:

Cuando compres pescado fresco toma en cuenta estos consejos para su conservación.

1. Limpiarlo. En cuanto llegues a casa del mercado o del súper, lo primero que debes hacer es limpiarlo, lavarlo y si es entero, retirar las vísceras.
La mayoría de los pescados tienen la piel cubierta de escamas, a veces pueden quitarse frotándolo con los dedos bajo el chorro de agua, pero hay casos en los que hay que rascar con un desescamador, empezando de la cola hacia la cabeza, sujeta el pescado con una mano por la cola, debe estar boca abajo, debes limpiarlos bajo el chorro de agua.

2. Refrigerarlo. Si lo vas a cocinar ese mismo día, colócalo ya limpio encima de un plato o una charola, y cúbrelo con un trapo ligeramente húmedo. De este modo evitarás su contacto con el oxígeno o que el olor del pescado contamine al resto de los alimentos que guardas en el refrigerador.

3. Congelarlo. Si lo vas a congelar, coloca el pescado en la parte más fría y no lo dejes durante mucho tiempo en él, aún congelado.

 

Artículo cortesía de   KENA_LOGO

 

Ver artículo original.

 

 

Recetas de Pescado

 

Filete de Pescado en Papillote Filete de Pescado en Papillote

 

Pescado Empapelado con Tomates y Aceitunas Pescado Empapelado con Tomates y Aceitunas

 

Untable de Pescado Ahumado Untable de Pescado Ahumado

 

Caldo de pescado Caldo de pescado

 

Ceviche de Pescado con Aderezo de Berros Ceviche de Pescado con Aderezo de Berros

 

 

“¿Te sirvieron estos tips?”

Responder