Aprendiendo a prevenir la osteoporosis

0

Realizar ejercicio físico, no fumar, moderar el consumo de sal y consumir un aporte adecuado de calcio son algunas de las recomendaciones para prevenir la osteoporosis, una enfermedad del esqueleto caracterizada por una disminución de la resistencia ósea y un incremento de la fragilidad de los huesos que origina mayor susceptibilidad a sufrir una fractura.

En este sentido, las complicaciones asociadas a las fracturas incluyen un incremento en la morbilidad, un aumento en el riesgo de padecer nuevas fracturas y una subida de la tasa mortalidad. La enfermedad no tiene un comienzo bien definido y, además, sus síntomas son difíciles de prever, dado que no se manifiestan de forma clara hasta que se ha producido una fractura que descubre la enfermedad.

Recomendaciones de prevención

Es necesario incluir en la vida cotidiana ejercicio físico, no fumar, beber alcohol con moderación, moderar el consumo de sal y de proteínas, así como consumir aportes adecuados de calcio y vitamina D. Un paciente puede desarrollar la enfermedad por genética, edad o por otras enfermedades, por lo que una prevención se postula muy importante, destacan los expertos.

En este sentido, los especialistas aconsejan que si alguien sospecha que puede tener varios factores de riesgo para desarrollar la enfermedad es importante que se lo comunique a su médico. Por tanto, la labor preventiva del médico rehabilitador en el abordaje de la enfermedad es «muy importante» porque ayuda a que no aparezca y no avance, evitando la aparición de fracturas.

En el caso de que aparezca una fractura, el médico prescribirá tratamiento enfocado a que el paciente recupere la máxima movilidad posible y vuelva a realizar sus actividades de la vida diaria de la manera más independiente. Así, el profesional volcará su labor en intentar que el paciente no sea dependiente y pueda seguir su vida normal sin llegar a tener discapacidad que le limite.

las mejores recetas de cocina con calcio

Responder