Loncheras saludables para regreso a clases

0

La lonchera, en este regreso a clases de los niños, puede pasar a un segundo plano cuando la principal tarea temprano por la mañana es levantar, arreglar y llevar a los niños a la parada. Bajo estas circunstancias la alternativa más fácil es darles dinero para que compren su almuerzo en la cafetería del colegio. Sin embargo, realmente vale la pena reconsiderar esta situación. Las loncheras suelen ser mucho más nutritivas y con menos ingredientes artificiales en comparación con los alimentos encontrados en el colegio.

Desde luego que la preparación de la lonchera no es la única actividad a realizar la noche anterior o temprano por la mañana. También debe considerarse que las comidas que incluya en la lonchera sean del agrado de sus hijos de tal forma que regresen a casa con la lonchera vacía.

Recomendamos: Recetas de cocina para el lunch

Las loncheras más nutritivas son las que incluyen por lo menos 3 alimentos de los cinco grupos que conforman la Pirámide de Alimentos.

¿Cuáles son los 5 grupos?

Estos grupos son:
1) Granos y Cereales
2) Verduras
3) Frutas
4) Leche y Lácteos
5) Carnes y Frijoles

Pero esto no significa que las loncheras deban limitarse a los mismos tres alimentos de cualquiera de estos 5 grupos: léase un sándwich con frijoles, una manzana y una cajita de leche.

Recuerde que la alimentación debe ser variada, lo que significa que debe incluir una amplia variedad de alimentos del mismo grupo. Esto es porque algunos alimentos del mismo grupo contienen más de ciertos nutrientes y menos de otros, tal como sucede con las verduras.

Por lo tanto, al comer distintas variedades de alimentos del mismo grupo se logran obtener las cantidades necesarias de los nutrientes que éstos contienen. Por ejemplo, en el caso de las verduras es importante incluir durante toda la semana verduras de distintos colores para obtener todos los beneficios de estos productos vegetales.

Para ello, procure incluir zanahorias, espinaca, coliflor, chile pimiento, güicoy sazón, brócoli y berenjena, entre otras. En el caso del grupo de la Leche y Lácteos sucede algo interesante. La leche y los quesos son excelentes fuentes de proteínas, calcio, fósforo y magnesio, entre otros nutrientes. Las variaciones en concentraciones nos son realmente significativas.

La clave en lograr que las loncheras sean del total agrado de sus hijos es respetar sus preferencias alimenticias. Algunos niños encuentran confort al comer los mismos alimentos un día sí un día no, mientras que para otros puede ser totalmente aburrido.

Así que trabaje con su hijo/a sobre qué es lo que le gusta que le mande en la lonchera día con día. Luego de esto es cuestión de usar la creatividad para que la lonchera se ajuste a las preferencias de cada uno de sus hijos, a la vez de ser lo más nutritiva posible.

 

 

recetas para regreso a clases

 

Responder