El Altar de Muertos

0

Las ofrendas de día de muertos son de las tradiciones más arraigadas en México. En la mayoría de hogares mexicanos se pueden observar, en las vísperas del 1 y 2 de noviembre, que la familia se reúne para colocar el altar a aquellos seres queridos que ya los abandonaron.

Nuestras amigas de ActitudFem, nos comparten más información sobre esta tradición milenaria.
Si por desgracia ya has perdido a algún familiar o amigo, te damos una lista básica de cosas que no pueden faltar en tus ofrendas de día de muertos.

1. Retrato de la persona recordada: La fotografía del difunto sugiere el ánima que los visitará la noche del 2 de noviembre.
2. Pintura o cromo de las Ánimas del Purgatorio: La imagen de las ánimas del purgatorio sirve para pedir la salida de él del alma del difunto, por si acaso se encontrara ahí.
3. Doce cirios: Aunque pueden ser menos, tienen que ser en pares, y preferiblemente de color morado, con coronas y flores de cera. Los cirios, sobre todo si son morados, son señal de duelo. Los cuatro cirios en cruz representan los cuatro puntos cardinales, de manera que el ánima pueda orientarse hasta encontrar su camino y su casa aparte de agua y sal.
4. Flor de cempasúchil (o flor de 400 pétalos): Su color representa la luz como los rayos del sol y al regarla en forma de camino se le indica a las almas el rumbo por el cual se le guía a casa.
5. Cruz de tierra: Para recordarle su fe, ya que el Miércoles de Ceniza se le dice la frase: “Recuerda que polvo eres y en polvo te convertirás”, con lo que se le recuerda que regresa a la tierra de la que salió.
6. Calabaza en dulce: Este fruto ocupa un lugar privilegiado tanto en la cocina tradicional prehispánica como en la actual. Es parte de la tetralogía alimenticia del país, al lado del maíz, el frijol y el chile. De ella se aprovecha todo: tallos, guías, flores, frutos y semillas. En el altar se prepara como dulce: cocida con azúcar, canela, tejocotes, trozos de caña de azúcar o con otros ingredientes, según el gusto de quien cocine.
7. Una botella de la bebida que más le gustaba al difunto.
8. Cigarros; claro, si es que fumaba.
9. Calaveritas de azúcar o de chocolate.
10. Pan de muerto.
11. En algunos casos, si se trata de un niño, se ponen juguetes o cosas alusivas a la edad del difunto.

Ver artículo original

Receta de Churros CaserosChurros caseros

Receta de Pan de Muertos Pan de Muerto

Receta de Atole de GuayabaAtole de Guayaba

Responder