5 usos para el pan duro, ¡te sorprenderán!

0

Fuente de la nota: http://bit.ly/1GO1qBS

El pan es uno de los alimentos fundamentales de nuestra dieta. Y es que sólo con recordar su importancia en los textos sagrados y antiguos, podemos imaginar hasta qué punto ha sido un pilar en la alimentación desde tiempos ancestrales. Junto con el vino y el aceite, es quizá uno de los alimentos procesados más antiguos de la historia de la humanidad, ya que proviene del uso de los cereales.

Así como la tortilla, la mayoría de mexicanos difícilmente podemos concebir una comida que no cuente con su compañía. Pero, ¿qué podemos hacer cuando se endurece? No lo tires a la basura, sigue leyendo y seguramente encontrarás múltiples usos que seguramente te sorprenderán.

  • Refréscalo. ¿Cuántas veces has hecho una comida y te queda pan suficiente para varias semanas? Lo malo de esta situación, es que seguramente no tendrás tiempo de consumirlo antes de que se te eche a perder o endurezca. La solución es muy simple: humedécelo con un poco de agua, después caliéntalo en el horno durante tres minutos. El resultado: pan fresco y listo para comer.
  • Añade textura. Sí, leíste bien. El pan duro puede hacer que una sopa, por ejemplo, se vuelva más espesa, además de que enaltece sus sabores. Sólo tienes que añadir una rebanada a tu preparación. Además gozaras de todos los beneficios nutricionales que puede aportarte, en un platillo que de otra forma sería convencional.
  • Haz crutones. Esos cuadritos tan deliciosos que solemos añadir a la ensalada césar o a una sopa de tomate, por ejemplo, son fáciles de preparar. Los crutones o croûton, en francés, provienen del pan duro. Lo primero que tienes que hacer es cortarlo en cuadritos y ponerlos en una taza. Después añade los ingredientes, desde queso parmesano, aceite de oliva o mantequilla, hasta especies como pimienta, perejil y otras hiervas de tu agrado. Mézclalos bien. Colócalos en una bandeja y hornéalos a 16ºC hasta que estén crujientes. Déjalos enfriar.
  • Prepara pan molido. Es muy sencillo y se puede utilizar en múltiples recetas para empanizar. Primero córtalo en rebanadas y ponlas a tostar en el horno. Después utiliza una trituradora (si no tienes una, la licuadora puede funcionar igual de bien)… y listo. Lo mejor de todo es que puede llegar a durar hasta seis meses si lo guardas en un tarro hermético.
  • Utilízalo como abono. Aunque no lo creas, el pan puede aportar diversos nutrientes a tus plantas y convertirse en un excelente aliado en la jardinería. De hecho, contiene vitaminas B (especialmente la B1, B6) folatos y niacina, muy benéficos también para la salud. El proceso es sencillo, sólo caliéntalo en el horno hasta que se reseque por completo. Con las manos, despedázalo para lograr pequeñas migas y mézclalas con la tierra. Tus plantas gozarán de los beneficios de un sustrato rico en nutrientes.

Estas son tan sólo algunas ideas para utilizar el pan viejo. A qué nunca pensaste en convertirlo en un premio para algunas mascotas, también puede ayudar a mantener frescas tus frutas y verduras, además de que muchas recetas tienen como base el pan viejo, por ejemplo, un delicioso budín. En próximas entradas ahondaremos más sobre estos usos. ¿Se te ocurre alguna recomendación?

pan

Ideas para reutilizar el pan duro

(La idea es poner una rebanada de pan de la que salgan flechas con sus distintos usos. Ilustrando como si fuera una lupa en lo que se convierte).

  • Refréscalo
  • Añade textura a tus recetas
  • Haz crutones
  • Prepara pan molido
  • Utilízalo como abono

(En otro cuadro dentro de la infografía)

Sabías que…

  • El pan apenas contiene grasa
  • Proporciona energía
  • Aporta vitaminas y minerales
  • (En otro cuadro destacado)
  • México es reconocido como uno de los países con mayor cantidad de variedades de pan

 

recetas de cuaresma

 

Responder