Lucha contra la obesidad infantil

0

 

Hace apenas un par de años se anunció que México era uno de los países con mayor porcentaje de obesidad infantil en el mundo. Esto no sólo se trata de la apariencia, sino de tener una salud deficiente y una expectativa de vida mucho menor. Hoy te contamos qué puedes hacer para contrarrestarlo y 10 consejos para que tus hijos estén en buen peso y saludables.

Los pequeños cambios en la vida de un niño pueden ser muy poderosos y los pueden poner en una buena dirección. La idea es que no pasen hambre pero que estén siempre bien nutridos. Además, el objetivo real es hacer que aprendan la importancia de comer bien y de cuidar su cuerpo.

1. Sirve raciones adecuadas

Si desde pequeños les servimos una montaña de comida se acostumbrarán a acabársela y a veces, querer más. Restringe la cantidad a lo que quepa en un plato regular.

2. Variedad vegetal

Siempre cuenta con variedad de frutas, verduras y hortalizas en casa para que nunca haya excusa de no comerlas. Puedes prepararlas de diversas maneras e incluso incluir a tus hijos en la preparación.

3. Descremada

Los niños toman mucha leche, elige la que sea descremada o baja en grasa. Esto ayudará a que puedan consumirla en buenas cantidades sin que aumente su colesterol.

4. Carne roja

Limita el consumo derivado de productos de carne. No es mala y aporta proteína, pero ten cuidado de que no consuman de más. Dos o tres veces por semana es suficiente.

5. Legumbres y frutos secos

Promueve estos ingredientes en su dieta. Son sanos, tienen grasas buenas que ayudan al organismo y pueden ser una excelente botana para la escuela.

6. Retira calorías

No pasa nada si le compras un chocolate o una paleta a tus hijos cuando salen, pero trata de mantener el hogar libre de tentaciones altas en azúcar.

7. Fomenta la actividad física

Este es uno de los puntos más importantes. Ya sean clases de tenis, natación, futbol o cualquier otro deporte, trata de que tus pequeños se apasionen por alguna actividad que los haga estar activos.

8. Agua

La mejor bebida para cuando tienen calor o están cansados de jugar, debe ser el agua.

9. No refrescos

En medida de lo posible hay que cortar los refrescos de la dieta de los niños. Son pura azúcar y es preferible agua de fruta.

10. A moverse

El tiempo que los niños pasan en frente a la T.V. no debe ser mayor a dos horas diarias. Si dejas que se queden viéndola por más tiempo esto impulsa su sedentarismo.

*Tip extra:

Los dos últimos consejos son muy importantes, según científicos de la Universidad de Zaragoza, eliminar los refrescos y crear un ambiente activo son puntos cardinales para que tu hijo esté sano, así que te recomendamos que empieces por aquí y vayas implementando los demás puntos gradualmente.

Por supuesto, la comida que consumen tus hijos en casa es muy importante, así que te dejamos algunas recetas sanas que les encantarán:

Tostadas de tinga: http://www.kiwilimon.com/receta/botanas/antojitos-mexicanos/tostadas-de-tinga

7547
Gelatina de frutas: http://www.kiwilimon.com/receta/postres/gelatina-con-frutas

Fruit jelly

Rollitos de verduras: http://www.kiwilimon.com/receta/ensaladas/rollitos-de-verduras

6573

Responder