10 tips para decirle adiós al mal olor de las axilas

0

Un día caluroso puede ser fatal para cualquiera, pero más para quien padece bromhidrosis, una enfermedad que difícilmente se puede ocultar, simplemente porque no se ve, se huele y su aroma es poco agradable.

Quienes la padecen constantemente revisan tips para eliminar el mal olor de axila, pero lo cierto es que nada vence a la genética.

¿Cómo se forma?

De acuerdo con especialistas, esta enfermedad afecta tanto a hombres como mujeres y se debe a un mal funcionamiento de las glándulas sudoríparas apocrinas, localizadas principalmente en axilas, genitales y pecho.

Son responsables del olor de cada persona y son diferentes a las ecrinas, que excretan el líquido que sudas. De hecho, algunos tips para eliminar el mal olor de axila están diseñados para vencer al sudor y no al mal olor.

Cuando el sudor apocrino “anormal” entra en contacto con bacterias del exterior y se mezcla con factores como una mala higiene personal o  una alimentación poco saludable, produce olores no tan agradables.

¿Cómo te afecta?

En casos graves, esta enfermedad interfiere significativamente con la vida de los individuos, ya que de acuerdo con el doctor en Sociología de la London University, Anthoyny Synnott, los olores son manifestaciones de lo que uno es.

“Los olores definen al individuo y al grupo, al igual que los define la vista, el oído y los otros sentidos; el olfato, como los demás, media en las interacciones sociales”

La mayoría de los casos de bromhidrosis se debe a cuestiones genéticas; pero también puede ser causada por la diabetes o problemas de tiroides o renales, que deben tratarse de manera especial.

Aquí algunos tips para eliminar el mal olor de axila:

1.Té contra el olor. Prepara una infusión de salvia y bebe de tres a cuatro veces al día. Sus propiedades termorreguladoras te ayudarán a combatir la sudoración excesiva y los malos olores.

2.Te untable. Prepara una taza de té de menta y romero. Retira los residuos y aplica en esas regiones sudorosas después del baño 

3.Baño negro. Prepara una infusión de té negro en dos litros de agua y aplica como agua de ducha o de preferencia viértelo en una tina para sumergirte alrededor de 20 minutos.

4.Aceite de lavanda. Diluye 5 gotas de aceite de lavanda en medio litro de agua hervida o mineral, guárdalo en un frasco hermético y úsalo por alrededor de 10 días.

5.Buena lechuga. Exprime unas hojas de lechuga y aplica el producto en tus axilas u otra zona de tu cuerpo que esté afectada. El vinagre de manzana también puede ser de utilidad.

6.Ropa adecuada y limpia. Usa prendas que faciliten tu transpiración y por más que parezca limpia, jamás la uses dos veces, mucho menos si se trata de ropa interior donde las bacterias y sudoración dejan residuos.

7. Sin adicciones. Evita bebidas alcohólicas y estimulantes como el café, los cuales aumentan la producción de sudor, y en la medida de lo posible consume menos ajo, cebolla o especias fuertes cuyos aromas se eliminan por el sudor.

8.Rasura tus axilas. Por muy trillado que suene, lava bien tus axilas y procura rasurarlas. El exceso de vello puede albergar más hongos y bacterias.

9.Jabón especial. Usa jabones que llevan germicidas en su composición para eliminar las bacterias de la piel.

10. En casos extremos se recomiendan antibióticos tópicos en lugar de cremas hidratantes o antitranspirantes potentes que contengan cloruro de alumino al 20 por ciento.

Ver artículo original

Artículo cortesía:

SALUD180LOGO

Notas recomendadas:

 

 

Responder