¿Te manipulan? Esto te ayudará a identificarlo

0

¿Te ha pasado? Querías decir que no pero terminaste aceptando. Si esto ya te ocurrió es porque caíste en las manos de un manipulador.
Los manipuladores, aunque no existe una definición específica, se reconocen por ser hombres y mujeres,  que ejercen el control sobre el pensamiento de una persona o grupo a través de engaños, con la intención de obtener beneficios a su favor, esto son los más comunes (aunque hay veces que lo hacen sin ninguna intención específica).

Para saber si a ti te manipulan o no, te compartimos 8 características que enlistó la sicoterapeuta francesa Isabelle Nazare-Aga en su libro Los Manipuladores. Una vez que lo detectes, te será más fácil decirle que no a un manipulador.

-Los manipuladores cambian de opinión, de comportamiento y de sentimientos en función de las personas y las situaciones.

Culpan a los demás, traspasándoles a otros la responsabilidad que le corresponde a él o ella.

-Critican sin que se note, desvaloran y juzgan. Juegan con la ignorancia de los otros para evidenciar su superioridad.

-Saben hacerse la víctima para que lo compadezcan.

-Dividen para manipular mejor. Mienten. Son egocéntricos. Cuando pueden, procuran dejar notas escritas, llamar o mandar mensajes en vez de dar la cara.

-No tienen en cuenta los derechos, las necesidades o los deseos de los demás.

-Espera al último momento para pedir, dar órdenes o hacer trabajar a otros

-Utilizan la adulación, hacen regalos o nos miman súbitamente.

Además de estos puntos, toma en cuenta que una de las formas favoritas de control de los manipuladores es el chantaje emocional,  por lo que suele amenazar con terminar con la relación si no se hace lo que él quiere o por el contrario se desvive en halagos cuando se cumplen sus deseos.

Incrementa tu autoestima y aprende a decir no, aléjate del manipulador, expresa tus ideas sin temor, arriésgate y recuerda que nadie puede hacerte sentir nada si tú no le das permiso.

La relación con un manipulador no es exclusiva de parejas, también ocurre con amigos, padres, hijos, hermanos y hasta con el gobierno. ¿Qué harías tú para liberarte de un manipulador?

Ver artículo original

Artículo cortesía:

SALUD180LOGO

Notas recomendadas:

 

 

Responder