2 litros de agua al día, ¿mito o realidad?

0

Tomar ocho vasos de agua o dos litros al día se ha hecho una creencia común entre quienes quieren mantenerse sanos o bajar de peso, pero, qué tanto de esto es real. Investigamos y nos encontramos con fundamentos reales que dicen que la regla del agua podría ser un mito y que, aunque es importante mantenerse hidratado, hay muchas formas de lograrlo fuera de llenarse de agua. Esto es lo que aprendimos.

Sí, tomar agua es extremadamente necesario y nuestro cuerpo necesita estar constantemente hidratado para funcionar de la mejor manera. Ahora, tomar dos litros de agua al día podría ser un exceso y esto se debe a tres razones diferentes:

1.- Todo lo que consumimos tiene agua

Así es, el café, té y hasta los refrescos (no que recomendamos tomarlos) están compuestos entre 85 y 99% de agua y normalmente son bebidas que no tomamos en cuenta al contar cuánto H2O consumimos. El agua es el componente mayoritario de todos nuestros alimentos y se encuentra en más del 50% de la composición de la carne y entre el 75 y 96% de frutas y vegetales.

¿Qué quiere decir? Que aunque sí, una persona de alrededor de 70 kg de peso necesite casi dos litros de agua diarios para mantenerse sana, casi la mitad de esta cantidad viene en la comida que consumimos. En otras palabras, con tomar tres vasos de agua al día se tiene la cantidad necesaria que busca el cuerpo.

 

  1. Puede causar estreñimiento

La fibra, nutriente que nos ayuda a tener una actividad gástrica regular, es extremadamente absorbente de agua. Si tomamos demasiada, la fibra en nuestro cuerpo se vuelve “perezosa” y deja de trabajar tan bien como antes. Esto provoca una caída del movimiento intestinal y por consiguiente estreñimiento. No tiene nada de malo tomar agua en las comidas, pero dos litros diarios podrían estar causándote retención de líquidos y estreñimiento cuando la creencia popular dice lo contrario.

 

  1. Tu cuerpo te pedirá el agua que necesitas

Cuando tenemos sueño nuestro cuerpo nos lo dice, cuando tenemos hambre también, lo sabemos. Es lo mismo con tomar agua, apenas sientas sed es una señal física de que debes tomar. Por supuesto, estas señales cambian dependiendo de la persona, su dieta y la cantidad de ejercicio que realice, pero hay que confiar en nuestro organismo.

Agua y un poco más

Habiendo dicho todo esto, por supuesto que el agua es más sana que tomar refresco, café e incluso jugos. Pero también podemos considerar tomar un poco menos de agua pero más eficazmente, mezclándola con otros nutrientes como en las siguientes tres recetas:

 

Agua de chía

aguadechia

Agua de tuna

aguadetuna

Agua de pitahaya

aguadepitaya

 

 

Responder