Botiquín para la cruda

0

Hay veces que cuando estás de fiesta, se te pasa un poco la mano: Tal vez te despiertas y te das cuenta que no estas en tu casa y sientes como si tuvieras cuatro bolas de algodón dentro de la boca. La deshidratación te mata, el dolor de cabeza cuando te levantas de la cama, te vuelve a tirar sobre ella y probablemente tengas un par de moretones o cortaditas que no te acuerdas cómo te pasaron.

Logras levantarte de la cama y cuando llegas al baño pegas un grito. El rímel de la noche anterior lo tienes a la mitad de los cachetes, ¡no quieres que nadie te vea con esa cara!

Noches como ésta no pasan todos los fines. Generalmente son producto de una despedida de soltera, cumpleaños de una amiga o una promoción en el trabajo. Pero como adultos, tenemos que siempre estar preparadas. Si sabes que viene una noche de mucha fiesta, haz un botiquín para la cruda y llévalo dentro de tu bolsa de noche. Si vas con amigas, regálales un kit para revivir al siguiente día. ¡Verás como te lo agradecerán!

Este es mi botiquín a prueba de balas:

¿Qué necesitas?

* Bolsitas monas para hacer el botiquín

* Toallitas de cara (tamaño viaje)

* Enjuague bucal (tamaño viaje)

* Paquete de Emergen-C

* Advil o aspirinas (dos capsulas)

* Curitas para las caídas o las ampollas

* Gatorade

1. Rellena las  bolsitas con las herramientas para la cruda.

2. ¡Ahora sí luce fresca como una lechuga!

 

Ver el artículo original

Artículo cortesía de:

logomelodijolola

Responder