Malos hábitos alimenticios que no sabías que tenías

0

Cuando vamos creciendo nos hacemos de hábitos y costumbres que podrían no ser tan saludables pero que no identificamos por que ya son parte de nuestra rutina. Es un buen ejercicio identificar cuáles son tus rutinas negativas en cuanto a comer para poder darle una vuelta a tu alimentación y así mejorar tu estilo de vida perdiendo peso, sintiéndote más sana y moldeando tu figura. Aquí te decimos de algunos malos hábitos que tal vez tengas y de los cuáles no te hayas percatado.

Comer mientras cocinas

Por supuesto que es importante probar la comida que preparas para rectificar sazón y asegurarte de que haya quedado como quieres, pero hay personas que prácticamente comen antes siquiera de que empiece la cena. Hay que estar al pendiente de qué tanto se está ingiriendo mientras se cocina pues un poquito de allá y otro poco de acá pueden constituir tu entrada y hasta tu plato fuerte y al final acabas comiendo doble. Es mejor guardar el apetito para disfrutar de la comida con todos. Otra idea es prepararte una rica botana saludable para mientras cocinas y listo.

 

Hummus casero

HUMMUSCASERO

 

Piensas en la comida como buena o mala

Una persona que ha hecho dieta por años e incluso décadas normalmente llega a pensar en blanco y negro sobre los ingredientes que come, pero esto es un error. Las papas no son malas así como la lechuga no tiene que ser 100% buena. Un ejemplo es que tomarse una sola cerveza durante la comida de hecho puede ayudar con la digestión, mientras que comer diez manzanas te llenará de azúcares y simplemente te inflamará. Todo depende de una dieta balanceada y mientras más varíes de ingredientes tu cuerpo se sentirá mejor.

 

Te castigas demasiado por haber roto la dieta

No hay nada más humano que de repente tener la urgencia por un rico chocolate o un pan. Romper la dieta no es el fin del mundo y haber comido un dulce cuando te tocaba ensalada no lo es tampoco, pero si te haces sentir mal y te castigas por el hecho de un pequeño desliz todo lo que estás haciendo es angustiarte, llenarte de estrés y bajar tu autoestima. Las dietas están ahí para hacerte sentir mejor, no peor, así que trata de lograrlas de la mejor manera posible pero sin duda también recompénsate por el esfuerzo regalándote un antojo de vez en cuando.

 

Cupcakes de cheesecake

CUPCAKESCHEESECAKE

 

No comes proteína

Muchas personas que se cambian a ser veganos o vegetarianos dejan de comer mucha proteína por el bien de ser más saludables. Esto es un error, necesitas esa proteína para estar fuerte y sana y aunque no comas carne debes aconsejarte con un nutriólogo que te recomiende ingredientes como tofu, soya, frijoles y demás vegetales que pueden darte esos nutrientes que ahora te faltan por haber dejado la proteína animal. Si vives sólo de verduras puedes encontrarte con un problema de anemia más adelante en tu vida.

 

Cómo sustituir proteína animal por vegetal

SUSTITUIRPROTEINA

 

Comes en secreto

Muchas mujeres comen sus antojos menos saludables en secreto pues no quieren que su familia o amigos vean que rompen la dieta, pero la realidad es que sólo eres tú la que le da esa importancia al asunto. Cuando comas algo que no va con tu dieta compártelo y hazlo social, puedes ir por un helado en familia o por tacos con tus amigos, no hay problema. Convierte ese momento de duda y pena en uno de diversión y verás que no tiene nada de malo y que no afecta tu dieta tanto como lo pensabas.

 

Cómo hornear galletas perfectas

horneargalletsaperfectaas

Responder