¡Saca tu lado creativo! Ahorra y recicla con estos tips para el hogar

0

Aprovecha lo que tienes en casa, ahorra y diviértete.

A veces, sólo necesitamos pequeños cambios para hacer cosas realmente grandes. Hay muchos que dicen que ‘el buen juez por su casa empieza’ y con estos consejos será la mejor oportunidad para poner en práctica nuestra creatividad y de paso dar un ejemplo y ayudar al medio ambiente.

Por diferentes motivos, no es extraño que en nuestras casas encontremos botellas de vidrio; muchas veces creemos que no nos sirven en lo absoluto y van directo a la basura, un error común en la mayoría, pues con un poco de trabajo, éstas nos ayudarían, incluso, a ahorrarnos unos pesos.

A continuación les daremos unos tips para que esas botellas pasen a la cocina de la casa y se transformen en… ¡vasos!

El objetivo fundamental es lograr partir la botella en dos trozos. Para ello necesitaremos los siguientes utensilios:

– Botella de cristal.

– Hilo de algodón grueso.

– Alcohol 96.

– Cubo con agua fría.

– Mechero.

Lo primero que debemos hacer es mojar un trozo de hilo de algodón en alcohol (deberá ser de la longitud suficiente como para atarlo alrededor de la botella).

Después, lo enrollamos alrededor de la botella a la altura que deseemos realizar el corte y prendemos el cordel mojado en alcohol con mucho cuidado; esperamos a que se apague.

En cuanto empiece a apagarse, sumergimos la botella en el cubo de agua y esperamos a que se escuche que la botella se partió en dos. Si vemos que el cristal se resiste a romperse, podemos repetir el proceso tantas veces como queramos pero siempre poniendo el hilo en el mismo lugar.

Cuando consigamos que la botella esté dividida en dos, lo único que queda por hacer es lijar las imperfecciones que hayan aparecido mediante una lija gruesa.

El procedimiento es muy sencillo e incluso puede ser una actividad que se realice en familia, sin embargo, si es importante señalar que pese a esto, los materiales pueden ser peligrosos para niños pequeños, por lo cual es recomendable hacerlo con edades de 12 años en adelante.

Y aprovechando la remodelación

¡Cámbiale el look a tu hogar!
Existen muchos materiales para hacer diferentes cosas para el hogar y si se quiere un pequeño cambio en la casa y poco efectivo, tal vez se deben probar otros métodos.

Si tienes una ventana simple y sin detalles y quieres decorarla sin quitarle luz natural, este proyecto es para ti.

Se trata de una sencilla cortina de papel, está realizada con papeles de distintos pesos que le otorgan movimiento y textura para conseguir un cortinado.

Esta manualidad, simple y rápida, le dará un toque distinto a cualquier ventana de tu casa. Elige los colores de acuerdo a la habitación que estés decorando.

Materiales:

Papeles de diferentes grosores y peso en la gama de colores elegida (se consiguen en librerías artísticas)

Tijeras

Hilo grueso o cordel

Ganchos para cortinas

Corta cuadrados de los diferentes papeles, con una gama de colores coherente para que aporte a la decoración. Lo más simples es elegir un color y de acuerdo a él los papeles de diferentes tonalidades del mismo. La cantidad de cortes necesarios dependerá del largo y ancho de la cortina que harás; por ende también de la ventana.

Enhebra los cuadrados entre sí con hilo grueso o cordel. Deben existir espacios regulados para hacer una hilera tan larga como sea la ventana y haz nudos, sobre las partes superior e inferior de cada cuadrado, para asegurarlos.

Finalmente cuelga cada hilera de un gancho y luego de una barra, ambas para cortina, a una distancia regular, formando el cortinado.

 

tips del hogar

Responder