Este hábito es mucho más efectivo que cualquier dieta

0

¿Alguna vez te ha pasado que al verte comer un plato de verduras o una ensalada la gente pregunte si estás a dieta? Al parecer, las personas asumen que cuando alguien come platillos sanos es por razones más ligadas con un régimen alimenticio que con una decisión personal. Sin embargo, comer sano y estar a dieta son dos cosas muy diferentes.

Recomendamos: Tienes un gran aliado en tu cocina: el ajo. Descubre todos sus beneficios.

Comer sano va más allá de un objetivo inmediato o de alguna moda, es una decisión de vida. Contrario a lo que podría pensarse, el llevar una alimentación sana no implica severas restricciones ni grandes sacrificios; todo está en el balance, la moderación y la variedad. Las dietas “milagrosas”, las cuales suelen ser bastante extremas, privan a las personas de ciertos alimentos y las obligan a someterse a comportamientos alimenticios muy estrictos. En cambio, una alimentación sana te permite tanto disfrutar de la comida como nutrirte con gran variedad de alimentos.

Recomendamos: ¿Sabes todo lo que el aceite de coco puede hacer por ti?

Así como los gustos son personales, la decisión de asumir una vida más sana también debe serlo. No permitas que otras personas traten de imponerte su estilo de vida, porque muchas veces lo que le sirve a alguien, no es lo ideal para otro. De igual manera, debes respetar la decisión de otros y aceptar que si optan por comer ciertos platillos es algo que solo ellos pueden cambiar.

Recomendamos: Cuida tu salud de manera integral y pon atención a tu mente.

Otra gran ventaja de llevar una alimentación saludable está en las calorías: simplemente dejas de contarlas. Esto no se debe a una actitud desinteresada o descuidada, por el contrario, una vez que te acostumbras a comer sanamente, las porciones y las calorías pasan a segundo plano, ya que lo más importante es el balance.

Recomendamos: ¿Eres fan de las bebidas energéticas? Entonces debes leer esto.

¿Se te antoja comer una pizza? No hay problema. Una alimentación saludable no debe basarse en restricciones ni culpas. Puedes desayunar un plato de yogurt con chía y por la tarde disfrutar perfectamente de un pastel de chocolate sin culpas. Conoce tu cuerpo y descubre cuáles son los alimentos que te hacen sentir mejor. Si quieres asumir una vida más sana, no es necesario que hagas cambios drásticos en tu alimentación. Prueba diferentes opciones y adopta los ingredientes y alimentos que mejor te sirvan. Pero ante todo, quítate de la cabeza la idea de “estar a dieta” y comienza a disfrutar una alimentación variada y balanceada. Verás cómo será mucho más sencillo notar cambios de esta manera.

Recomendamos: Seguramente estás guardando estos alimentos en el refrigerador. ¡Sácalos!

Responder