Jamás te imaginaste pagar por comida de cárcel

0

Ok, puede que tu visión de una cena romántica o una comida en familia no sea exactamente comer comida de cárcel dentro de una prisión, pero déjanos explicarte. Hay un restaurante en Singapur que ha decidido servir versiones elevadas de platillos de prisión en honor al popular programa de televisión Orange is the New Black. Así que bueno, si buscas una experiencia diferente y, aceptémoslo, un poco tétrica, entonces te esperan en Asia.

En lo que es una réplica de la cafetería de la Penitenciaria Litchfield show se está sirviendo un menú de tres tiempos con todo y sus feas charolas, sólo agua para tomar y cubiertos de plástico.

El menú se trata de una entrada de maíz (que además contiene jalapeño, limón y queso) y un plato fuerte, que normalmente se sirve a reos que se portan mal: pastel de champiñones, queso cheddar, quinoa y semillas de girasol. Para el postre, por supuesto, algo que aparenta ser ese inapetente engrudo de las películas, pero que en realidad se conforma de pudín de coco, chocolate blanco y crujiente de almendra.

Ahora, puede que con todo y el extraño encanto del lugar, no sea exactamente tu idea de diversión. Quién sabe, tal vez sea mejor visitar la réplica de la cafetería Central Perk de Friends que está en Manhattan, o incluso el bar irlandés en el cual se basaron los creadores de How I Met Your Mother para crear MacLaren’s, que también existe en la Gran Manzana.

Para que se te antoje un poco más, aquí te dejamos algunos platillos (en versión rica y caerá) que, en ocasiones, se sirven en prisiones:

 

Responder