5 trucos para eliminar el olor de la cebolla o el ajo de tus dedos al cocinar

0

Sin cebolla y ajo la cocina no sería la misma, ¿a qué sabrían nuestros platillos favoritos si no tuvieran como base ese delicioso sofrito que hacemos con ambos ingredientes?

Aunque claro, como todo, hay una parte buena y otra mala, y es que cortar tanto el ajo como la cebolla nos deja un aroma en las manos bastante peculiar, y no es lo ideal.

Por eso, hoy te damos cinco recomendaciones con las que puedes deshacerte del mal olor.

Usa una cuchara de acero inoxidable

Después de cortar ajo o cebolla frota tus manos contra una cuchara de acero inoxidable, de hecho, puede ser cualquier utensilio de este material, pero la cuchara es la opción más segura.

El propio acero remueve las partículas que quedan en tus manos y te las deja limpias y sin aroma. Después sólo lava la cuchara y estarás libre de aromas.

Limón

Cuando tus manos huelan demasiado a ajo utiliza jugo de limón casi como fuera agua, úntalo en tus manos y déjalo trabajar por unos dos o tres minutos.

Después enjuágate y verás que al oler tus manos sólo tendrás una fragancia fresca y cítrica en vez del olor al ingrediente.

Recuerda no dejarte el jugo demasiado tiempo o salir al sol con jugo de limón aún en tus manos para no mancharte la piel.

Bicarbonato de sodio

Si no tienes una cuchara ni limón entonces frotarte las manos con polvo para hornear es igual de funcional. Así sin agregar nada más y en seco talla tus manos una contra otra con una buena cantidad de polvo de por medio. La fricción que causarás más la reacción química limpiará tus manos de malos olores.

Pasta de dientes

Este remedio súper casero es realmente efectivo. Todo lo que debes hacer es lavarte las manos con paste de dientes como lo harías con un jabón.

Las propiedades del dentífrico más su aroma fresco a menta o hierbabuena ayuda a eliminar el aroma ya se del ajo o la cebolla. Si puedes déjalo actuar un minuto antes de enjuagarte las manos.

Guarda el ajo y la cebolla en el refrigerador

Ésta es una táctica preventiva. Un a cebolla o ajo que están a temperatura ambiente sueltan mucho más aroma que si los pones en el refri.

Al enfriarlos también le quitas potencia a su olor y así, cuando los cortes, el daño será menor y te resultará muchísimo más fácil lograr que tus manos queden frescas y sin olor de nuevo.

Ahora, que estos ingredientes dejen un poco de su aroma en tus manos no significa que dejes de usarlos, y es por eso que aquí te recomendamos cinco recetas deliciosas con ajo y cebolla:

Responder