El origen de la rosca de reyes

1

Compartir la rosca de reyes es una tradición familiar que no puede fallar en casa cada 6 de enero, pero ¿dónde inició?

La historia de la rosca es extremadamente antigua y ha sufrido varios cambios a través de los años para ser lo que conocemos actualmente.

Hoy te contamos sobre su evolución y te dejamos algunos datos curiosos que tal vez no conocías sobre la rosca de reyes.

Durante la época del Imperio Romano existía una festividad que se celebraba durante el solsticio de invierno llamada Saturnalia.

En este evento se celebraba al Dios Saturno (Zeus) con la degustación de un pan decorado con higos y dátiles, que además contenía una haba en su interior como amuleto de buena suerte.

Cuando llegó el cristianismo, alrededor del año 354 D.C., se tomaron algunas tradiciones romanas como la del pan con higo y dátil, pero ahora se utilizaba para una celebración occidental llamada Adoración de los Reyes Magos.

De esta manera la tradición cristiana y una costumbre romana se mezclaron para crear no sólo una nueva festividad, sino también un nuevo ícono gastronómica de la época invernal.

La tradición de la rosca se afianzó durante la Edad Media en países como Francia y España, donde la preparación ha cambiado mucho con los siglos.

La rosca llegó a México en el siglo XVI y rápidamente cambiaron el haba escondida por pequeños muñecos de porcelana que representaban al niño Jesús. Con los años los muñequitos se hicieron de plástico y se fijó la celebración como la conocemos hoy en día.

Esa es la historia, pero además, ¿sabías qué?

  • En Estados Unidos se llama King’s Cake y forma parte de las festividades del Mardi Gras en Nueva Orleans
  • En Portugal se llama Bolo Rei, similar a la que conocemos, aunque más pequeña.
  • En Grecia degustan la vasilopita, una especie de dona que es mucho menos vistosa que la rosca que nosotros comemos
  • En Cataluña, se le conoce como tortell.

 

Ahora, no podemos dejarte toda esta información sin darte nuestras mejores recetas para el Día de Reyes:

1 comentario

  1. Elsa Paniagua Vilchis on

    Hola, casi nunca preguntamos el origen de nuestras tradiciones sólo las seguimos según nuestro interés yo en lo personal les agradezco que nos ilustren para abrir nuestro conocimiento muchas gracias.

Responder