Estos pequeños detalles te están quitando más tiempo del que crees

0

Te levantas por la mañana dispuesta a cumplir con todos tus pendientes, y de repente ya es de noche y tienes que prepararte para el día siguiente.

¿Te ha pasado alguna vez? Si eres del club de las mujeres a las que “no les rinde el tiempo”, te tenemos una noticia: tu problema no es la cantidad de tiempo del que dispones, sino la manera en que lo administras.

A continuación enlistamos las fugas de tiempo más comunes:

Dispositivos móviles

via GIPHY

Estar constantemente al pendiente de tu celular o tus redes sociales quita más tiempo del que crees. Si es importante que estés enterada de un tema en particular, puedes dar de alta una Google Alert. De esta manera, recibirás la información sin necesidad de estar checando todo el tiempo. Si no quieres perderte los mejores consejos de Kiwilimón, te invitamos a registrarte en nuestro newsletter.

Falta de descansos

via GIPHY

Aunque no lo creas, para ser más eficiente no tienes que estar trabajando 24/7. Muchas veces, cometemos el error de creer que mientras más tiempo pasemos dedicadas a determinada tarea, la podremos terminar más rápidamente.

La realidad es que nuestro cerebro se cansa después de un tiempo y deja de trabajar de manera eficiente, haciendo que nos tome más tiempo realizar hasta la más sencilla de las tareas.

Multitasking

via GIPHY

Es cierto que a las mujeres nos resulta más sencillo realizar varias tareas a la vez, pero debes tener cuidado al hacer esto.

Si te excedes en la cantidad de cosas, lo único que harás es dividir tu nivel de atención entre muchos distractores.

Lo que podrías hacer en 10 minutos, te tomará el doble porque tu atención está dividida en muchas tareas simultáneas.

Decir que sí a todo

via GIPHY

¿Eres de las que simplemente no puede decir “no”? Si te cuesta negarte a las peticiones de tu familia, amigos o compañeros de trabajo, es probable que termines asumiendo más responsabilidades de las que te corresponden.

No tiene nada de malo ayudar a los demás, pero debes tener cuidado de no abrumarte con tareas que no te corresponden.

Ausencia de planeación

via GIPHY

Sabes que tienes mil cosas por hacer, pero no sabes por dónde empezar.

Si sueles trabajar sin un plan o una definición clara de objetivos diarios, es más complicado que te rinda el tiempo.

Acostúmbrate a hacer una lista de pendientes en orden de prioridad antes de empezar a trabajar.

Aplica estos sencillos consejos y verás cómo te rinde mucho más el tiempo.

Te recomendamos:

 

Responder