Los mitos y realidades RESUELTOS sobre la proteína en las dietas

0

¿Dejarlas o adorarlas? ¿Aumentar su consumo o evitarlas por completo? Con tantas dietas y regímenes alimenticios que nos dicen qué comer, es importante conocer realmente cuál es la función de las proteínas en nuestro organismo.

Antes de que empieces a vaciar tu alacena, te invitamos a conocer algunos de los mitos más conocidos en torno a las proteínas. Nosotros te contamos cuál es la verdad:

  • Comer proteínas hace que te crezcan los músculos. Digamos que esta es una verdad a medias. Sí, porque las proteínas ayudan a construir los tejidos musculares, pero por sí solas no pueden hacerlo. Para desarrollar la masa muscular se requiere una rutina adecuada de ejercicios y una dieta balanceada.

via GIPHY

  • Consumir alimentos ricos en proteínas hace que sientas menos hambre por más tiempo. Esto es completamente cierto. A diferencia de los carbohidratos, las proteínas provocan una sensación de saciedad por más tiempo, por lo que la necesidad de comer nuevamente es menor.

via GIPHY

  • El exceso de proteínas puede provocar problemas de salud. Desafortunadamente, esto también es cierto. Cuando el consumo de proteínas es más alto de lo recomendable, el riñón o el hígado presentan una sobrecarga de trabajo. Los niveles altos de urea impiden una filtración normal de la sangre.

via GIPHY

  • Solamente se pueden obtener proteínas a partir de alimentos de origen animal. Esto es falso. De hecho, se recomienda que tengas varias fuentes de proteínas: carne roja, frutos secos, pescado, frijoles, etc. Procura no concentrarte únicamente en las proteínas de los lácteos para evitar problemas del corazón.

via GIPHY

  • Los deportistas deben consumir el doble de proteínas. Realmente no hay un número exacto que funcione para todos. Las necesidades de cada persona dependerán de su actividad física, fisonomía y estado de salud. Pero algo es claro: entre más activa seas, más proteínas requiere tu cuerpo.

via GIPHY

  • Para sacar mayor provecho a las proteínas, estas se deben consumir en la mañana. Esto depende de un factor muy importante: la hora en la que hagas ejercicio. Para permitir que los músculos se regeneren y crezcan, es necesario consumir proteínas durante los 30 minutos posteriores al ejercicio, no importa la hora del día.

via GIPHY

¿Preocupada por las proteínas? Aquí te damos algunos consejos para aprovechar mejor su consumo:

 

Responder