Comida rápida que puedes comer sin culpas y no lo sabías

0

 

A todas nos ha pasado que por falta de tiempo o descuido no llevamos lunch al trabajo. Y aunque antes esto podía significar un alivio y casi una recompensa, ahora puede resultar más una preocupación.

El famoso “¿Qué voy a comer hoy?” poco a poco se ha convertido en un repaso exhaustivo a los menús tratando de encontrar algo que no vaya a arruinar tu dieta o echar a perder tus semanas de trabajo en el gym.

Antes de que optes por una barra de granola y mucha agua o, peor aún, “aguantarte” hasta que llegas a la casa, te compartimos algunos de los platillos de comida rápida que puedes disfrutar sin culpas:

via GIPHY

Pizza

Por lo general se considera la pizza como una enemiga de los regímenes alimenticios saludables, pero la verdad es que es un platillo muy completo: contiene granos, verduras, lácteos y, si así lo quieres, carne.

Sabiendo elegir los ingredientes, puedes comer pizza tranquilamente, con 266 calorías por cada 100 gramos.

Receta recomendada: Pizza de berenjena

Pizza de berenjena

Hamburguesa

Es un caso similar al de la pizza. El problema no es el platillo en sí, sino los “extras” que añaden calorías: tocino, aros de cebolla, queso extra, etc.

Elige una hamburguesa con carne magra o de pollo, con muy poca salsa (cátsup, mayonesa o mostaza) y de preferencia con pan integral.

Eso sí, olvídate de las papas fritas.

Receta recomendada: Hamburguesa de hongos portobello

Hamburguesas de Hongos Portobello

Wrap

Esta podría ser la versión light de un tradicional burrito mexicano, obviamente, sin añadirle aderezos o salsas.

A comparación de la hamburguesa o la pizza, el wrap suele ir acompañado de más verduras, por lo que puede aportar más vitaminas y minerales.

Disfruta un wrap con pollo asado, lechuga y verduras con unas 340 calorías.

Receta recomendada: Wrap de espinaca, huevo y verduras

Wraps de Espinaca, Huevo y Verduras

Sándwich

El principal “pero” que puedes encontrarle a este platillo es su base de pan blanco.

Para aumentar su valor nutricional y la cantidad de fibra, te sugerimos ordenar un sándwich con pan integral.

Busca los sándwiches que estén hechos con carne de pavo o pollo y que estén condimentados con una sola salsa para ahorrarte calorías.

Receta recomendada: Sándwich saludable de atún

Sandwich Saludable de Atún

Sushi

Este platillo puede ser uno de los “falsos saludables”. Siempre se ha dicho que comer pescado es muy bueno para la salud, pero comerte sola un rollo entero empanizado con aderezo extra no es tan buena idea.

Busca los rollos con salmón y aguacate para aumentar tu dosis de proteína, fibra y grasas buenas.

Receta recomendada: Sushi de mango y salmón

Sushi de Mango y Salmon

Falafel

Aunque no te recomendaríamos comer falafel todos los días (por aquello del aceite), sí puede ser una buena elección ocasionalmente.

Media taza de falafel contiene 333 calorías, pero esto se compensa con los altos niveles de hierro, potasio, zinc, calcio y magnesio. Si sigues una dieta vegana, esta es tu mejor opción de comida rápida.

via GIPHY

El problema de la comida rápida no es lo que comes, sino cómo lo pides. La base de la mayoría de los alimentos es rica en nutrientes, sin embargo, cuando “personalizas” tu pedido y añades extras, puedes llegar a agregar hasta el doble de calorías. (Ojo: cada cucharada de mayonesa añade 57 calorías a tu platillo).

Así que si se te antoja una pizza, ¡hazlo! Pero olvídate del queso extra, la doble porción de salami y la orilla rellena de queso.

 

Responder