Si eres de los que se salta la cena para bajar de peso, debes de leer esto

0

 

Saltarse la cena es una de las rutas que muchos toman para tratar de bajar de peso.

Si eres de ese grupo, te tenemos una mala noticia: dejar de cenar no hace nada por tu peso ni tu figura, de hecho, puede afectarte de manera negativa.

La idea es cenar ligero y balanceado, pero quitar nutrientes que tu cuerpo necesita o comer ingredientes que parecen inofensivos puede ser el error que no te está permitiendo bajar esos últimos kilos.

via GIPHY

1. Dejar de cenar no lleva a adelgazar

Cuando privamos a nuestro organismo de las comidas que necesita lo que hace es guardar más grasa de los otros alimentos que comemos como método de auto preservación. Por lo tanto, es mejor comer adecuadamente durante el día y la noche para que el aparato digestivo trabaje y no retenga grasas.

Receta recomendada: Tataki de atún con costra de chía

Tataki de atún con costra de chía

2. Cenar azúcar puede ser un error

Sin duda la fruta es muy sana, pero puede que no sea la mejor alternativa antes de dormir. Su contenido de azúcares es bastante alto por lo que es más recomendable consumirla como desayuno y aprovechar esa energía durante el día y no guardársela para la noche.

Receta recomendada: Crema de aguacate

Crema de aguacate

3. El pan no es tan malo como parece

Sí, comer pan blanco de noche aporta calorías, azúcares y, normalmente, conservadores. Pero la alternativa, el pan multigrano, incluso puede ser sano de noche por su alto contenido de fibra que puede ayudar a tu sistema digestivo.

Receta recomendada: Sándwich integral con pavo

Sándwich integral con pavo

4. Nada de cereales para cenar

El cereal común que encontramos en el súper ha pasado por todo un proceso industrial que no lo hace muy sano, normalmente lleva altas cantidades de azúcar y aceites. Esto sumado a la leche que contiene grasas y glucosa es una combinación demasiado pesada para antes de dormir.

Receta recomendada: Edamames

Edamames

5. Mejor natural que light

Hay que tener cuidado con los productos que dicen ser “light”. Aunque tengan menos calorías que su versión completa, no se comparan en nada con su contraparte natural. Es mejor hacer el esfuerzo de comer productos orgánicos del mercado pues te aseguran una menor cantidad de azúcares y grasas. Tu cuerpo lo agradecerá, en específico si es lo que vas a cenar.

Receta recomendada: Yogurt natural

Yogurt natural

 

Responder