3 experimentos caseros para niños que además de divertidos enseñan algo de ciencia

0

Los juegos en casa, además de ser lúdicos, también pueden ser educativos.

En específico las actividades que tienen que ver con ciencia pueden ser muy interesantes para los pequeños pues pueden parecer casi mágicas, pero el trasfondo les enseñará a entender mejor el mundo que los rodea.

Aquí van tres experimentos caseros con los que tú y tus niños pueden jugar y aprender.

Cristales de hielo

via GIPHY

Materiales:

  • 6 clips
  • 1 plato hondo
  • 1 jarra transparente.
  • 1 cuchara
  • un poco de hilo resistente
  • 1 lápiz
  • azúcar

Procedimiento:

  1. Colocar agua bien caliente en una la jarra transparente o de cristal, luego agregar seis cucharadas de azúcar.
  2. Remover bien hasta que el azúcar se disuelva totalmente; y luego dejar que el agua azucarada se enfríe completamente.
  3. Enganchar los clips en el hilo dejando una pequeña separación entre cada uno, y luego se ata uno de los extremos del hilo justo en el centro del lápiz.
  4. Introducir el hilo con los clips en la jarra, dejando el lápiz cruzado en la boca de la jarra. Dejar la jarra en el congelador durante al menos dos horas.

Al cabo de unas horas, se apreciará que se han  formado hermosos cristales de hielo alrededor de los clips y es que al azúcar que anteriormente se había disuelto en el agua caliente, por efecto del frio se ha vuelto a solidificar.

Densidades

via GIPHY

Materiales:

  • Una botella transparente
  • 1 parte de agua
  • 1 parte aceite
  • 1 parte de glicerina
  • Colorantes artificiales o naturales

Procedimiento:

1.- Colocar el agua, el aceite y la glicerina en la botella.
2.- Agregar el colorante, preferentemente líquido gota por gota (se deberá observar cómo va bajando cada gota de colorante y cómo se va disolviendo en las distintas capas de nuestro líquido).
3.-Una vez que pongamos suficiente colorante, podemos agitar vigorosamente la botella para ver qué sucede con los colores.

Este experimento se basa en las distintas densidades de los líquidos. El hecho de que posean densidades distintas permite que un líquido flote por encima del otro, los colores permiten que lo veamos más claramente.

Purificando agua

via GIPHY

Materiales:

  • Una caja de 8 pulgadas de alto
  • Dos tazones
  • Agua, de caño de la cocina o de la lavandería
  • Un metro de cuerda de lana

Procedimiento:

  1. Posicionar la caja en un lugar donde no pase gente.
  2. Llenar uno de los dos tazones con agua limpia.
  3. Colocar el tazón (con agua) encima de la caja.
  4. Colocar el otro tazón (sin agua) en el suelo, junto a la caja (no debe topar la tira de lana con la caja).
  5. Al tazón con agua le echamos un puñado de tierra.Lo que sucederá es que empezará el agua a caer por la cuerda y será recolectada en el otro tazón ya sin la tierra que la ensuciaba.

Si a tus pequeños les interesa ese último tip y su efecto en nuestro ambiente, aquí te dejamos otro consejo de cómo purificar agua en casa.

 

Responder