Te explicamos por qué la dieta Dukan funciona tan bien

1

 

¿Alguna vez te has preguntado por qué las “dietas milagrosas” suelen provocar un efecto de rebote casi siempre?

Cuando los regímenes alimenticios son demasiado estrictos obligan al cuerpo a desacelerar el metabolismo, lo que provoca que alimentos que antes eran “inofensivos” se conviertan en verdaderas bombas de peso.

Con el afán de buscar alternativas más saludables, nuestro equipo de Kiwilimón se dedicó a buscar (y probar) algunas dietas para comprobar su efectividad. Aquí les compartimos nuestra experiencia con la dieta Dukan:

1. Es una dieta que funciona poco a poco

A diferencia de las dietas milagrosas que prometen perder muchos kilos en poco tiempo, la dieta Dukan funciona de una manera un poco más lenta, pero constante.

2. Sus etapas son más fáciles de llevar

Ya que la dieta consta de 4 etapas, es más sencillo seguirla sin perder los ánimos. Lo mejor de todo es la variedad que impide que te aburras.

3. Con la dieta Dukan no pasas hambre

Al ser una dieta basada en alimentos proteicos, la sensación de saciedad es casi constante, por lo que no sientes antojos o ganas de picar entre comidas.

  1. Pierdes grasa, no tejido muscular.

Lo bueno de este tipo de regímenes es que al consumir alimentos con proteínas te aseguras de que tus músculos se mantendrán y solo perderás grasa.

  1. Tu alimentación se adapta paulatinamente para evitar el rebote.

El objetivo de las fases es perder peso, pero además estabilizarlo y mantenerlo. Si no quieres vivir eternamente a dieta, debes probar la alternativa Dukan.

Además de seguir las etapas de la dieta Dukan es importante que hagas ejercicio por lo menos 30 minutos al día para que veas resultados más rápidamente. ¿Te animas a probarla? Con estas recetas llenas de proteína puedes comenzar la primera etapa:

 

 

1 comentario

Responder