Costumbres alrededor del mundo a la hora de comer

0

 

Comer es mucho más que llenar estómagos y satisfacer necesidades alimenticias. La comida forma parte de la cultura de cada pueblo. ¿Quieres conocer realmente un nuevo país? Entonces, aprende a comer como su gente.

Conoce algunas de las costumbres más curiosas a la hora de comer:

1. Adiós tenedores

¿Tienes pensado visitar Tailandia próximamente? Recuerda que el tenedor se usa únicamente para poner la comida en la cuchara. Nunca comas un bocado directamente del tenedor (o creerán que eres un maleducado).

2. Comida olorosa

Si no eres fan del pescado, mejor aléjate de las versiones curadas o fermentadas en Suecia, Islandia y Japón. El surströmming, el hákarl y el funazushi son verdaderas delicatesen, pero no aptas para paladares sensibles.

3. Manos al comer

En los países de Medio Oriente, como Arabia Saudita, lo más común es comer con las manos, pero ¡ojo! No uses la mano izquierda, o de lo contrario puedes ofender al anfitrión.

4. Modales en la mesa

Lo que en algunos países es simplemente inaceptable, en Egipto es más que bien recibido. Si disfrutaste tu comida y quieres agradecer al chef, lo mejor que puedes hacer es eructar. Así que ya sabes: toma refresco y no te contengas.

5. Platos limpios

Dejar el plato limpio, es decir, sin una migaja de comida, es bien visto en Japón, pero si lo haces en China, le estarás dando a entender a tu anfitrión que no te dio suficiente comida.

6. Vaso medio lleno o medio vacío

En los países latinoamericanos solemos servir las bebidas hasta el tope del vaso (porque no queremos parecer tacaños), pero hacer esto en Francia puede ser considerado de mal gusto. Allá lo común es servir el vaso a la mitad.

7. La cuchara del té

Aunque probablemente esto aplique en todos lados, esta costumbre es particularmente apreciada en Inglaterra. Nunca, pero nunca, hagas ruido con la cuchara al mezclar tu té. Y, por favor, no dejes la cuchara en la taza (para eso es el platito).

8. A los ojos

Los brindis en Alemania van acompañados de un fuerte “¡Prost!” y contacto visual. Si no quieres parecer descortés, nunca cruces tu bebida en medio de otro brindis.

9. Comida al piso

Olvida las recomendaciones de tu abuela. En Afganistán la comida se respeta tanto que, si llega a caer al piso, esta se recoge, se besa y se pone nuevamente a la mesa.

10. Sin sal ni pimienta

Jamás se te ocurra pedir un salero (o pimentero) mientras comes en Portugal, ya que esto es una gran ofensa contra la persona que cocinó la comida.

¿Se te antoja vivir una experiencia culinaria internacional?

Prueba estas recetas:

 

Responder