¿El regreso a clases te está dejando sin energía? Actívate

0

Levantarse casi de madrugada, alistar a los niños, preparar el desayuno, sobrevivir al tráfico… No permitas que el regreso a la rutina acabe con tu energía. Sigue estos tips para empezar todos los días con muchas ganas:

  1. Desayuna

No cometas el error de comenzar tus actividades diarias sin desayunar. Si esperas a tomar alimentos hasta bien entrada la mañana, tus niveles de energía andarán por los suelos.

  1. Toma agua

Muchas veces lo único que necesitamos para despabilarnos es tomar agua. ¡En serio! Mantén tu cuerpo bien hidratado y te sentirás con más energía.

  1. Báñate con agua fría

La costumbre de iniciar el día con una ducha tibia (o peor aún, caliente) es una pésima idea, ya que te relajarás en lugar de despertarte. En cambio, los baños fríos te mantienen alerta, además de beneficiar la circulación.

  1. Muévete

No dejes que la flojera te gane y mejor levántate. Sal a caminar, sube y baja las escaleras, haz yoga. Cualquier actividad física te ayudará a ganar energía.

  1. Toma el sol

La luz solar es buenísima para reactivarte. Si ves que la ducha fría o el café no han tenido efecto, vete caminando al trabajo y deja que te dé el sol. En pocos minutos te sentirás mejor.

  1. Haz pausas

Lo mejor es tomar varios descansos a lo largo del día. No esperes a sentir que el agotamiento te invade para hacer una pausa. Apártate del escritorio, camina, habla con tus compañeros. Esto te reanimará.

  1. Come 5 veces al día

Una manera efectiva de mantener los niveles de energía es comer cada 4 horas. No solo sentirás menos hambre, sino que además tu mente y tu cuerpo estarán más activos.

  1. Aprende a manejar el estrés

El regreso a la rutina puede ser una situación estresante, y si no lo sabes manejar bien puede impactar en tu salud. Controla tus emociones y la manera en que reaccionas a los problemas. Así no perderás energía.

  1. Elige bien tus comidas

Los alimentos ricos en Omega 3, como el salmón, y los que contienen cafeína, como el chocolate o el té, te ayudan a recuperar la agilidad mental. Si quieres despertarte, toma un té verde y come un puñado de frutos secos.

Llénate de energía con estas riquísimas recetas:

Responder