¿Parrillada en casa? Te decimos cómo armarla

0

 

Que no se te vaya el verano sin disfrutar una deliciosa carne asada hecha en casa. Aprovecha los días soleados para organizar una rica parrillada con tu familia y amigos. Para que no te falte nada, sigue los tips de nuestros expertos en parrilladas.

Calcula el consumo por persona

Si no quieres que tus invitados se queden con hambre (o tener que comer recalentado durante dos semanas), lo mejor es que cuentes cuántas personas asistirán y calcular el consumo de carne total. Así podrás comprar la cantidad justa para que todos queden satisfechos. Calcula 450 g por hombre, 300 g por mujer y 150 g por niño. Recuerda que además de los cortes de carne, puedes servir chorizos, costillas, salchichas…

Diseña un menú atractivo

Las parrilladas se centran en la carne, es cierto, pero eso no significa que tenga que ser una experiencia gastronómica monótona. Piensa en todos los demás alimentos que pueden complementar un buen corte de carne: cebollas, papas, nopales, chilacas con queso, pimientos morrones, etc. Si te atreves a darle un toque más original a tu parrillada, prueba asando complementos dulces, como piña y duraznos.

Elige bien los alimentos

No arruines tu parrillada usando productos medio verdes o pasados y, de preferencia, compra carne fresca. (Si solo consigues carne congelada, asegúrate de descongelarla con anticipación). Puedes cortar previamente las cebollas y las papas, y almacenarlas en el refrigerador envueltas en aluminio de manera individual. Si decides incluir frutas en el menú, recuerda que las frutas frescas saben mucho mejor que las enlatadas.

Simplifica los procesos

Una parrillada no tiene por qué convertirse en una odisea culinaria. Si batallas mucho para usar el asador tradicional, mejor opta por las parrillas portátiles. Además de que requieren poco carbón, se encienden fácilmente. (¡Con Foggo Grill solo tienes que esperar 5 minutos para comenzar a asar la carne!). Y, si de pura casualidad te agarra la lluvia, no hay problema. Puedes cambiarla de sitio, aunque esté prendida.

Lleva orden ante todo

Para que una parrillada salga bien el orden es esencial. Organiza los alimentos antes de comenzar: los que deben cortarse, los que requieren algún tipo de preparación, los que van directo al asador, etc. Esto es importante porque solo así podrás llevar un buen ritmo al momento de servir. Aunque no hay nada escrito, lo más común es que primero se sirva la botana (guacamole con totopos, por ejemplo), después las piezas más pequeñas de carne (chorizos, costillas), para continuar con los cortes de carne y los vegetales asados.

Organízate para hacer varias cosas a la vez y consigue los ingredientes más frescos. Así podrás disfrutar de una buena parrillada sin tener que pasar horas frente al asador.

¿Te gustaría probar versiones diferentes de la parrillada? Aquí te compartimos algunas recetas muy originales para preparar una deliciosa parrillada:

 

Responder