¡No pierdas tus buenos hábitos alimenticios por entrar a trabajar!

0

El comienzo de la vida laboral implica para muchas personas un inevitable aumento de peso. Esto se debe a las largas jornadas, al estilo de vida sedentario y, por supuesto, a la falta de planificación. Aunque los cambios en los horarios pueden tener un efecto negativo en tus medidas, esto no significa que siempre vayas a ganar unos kilos.

No dejes que tu nuevo trabajo afecte tu peso. Sigue estos tips para conservar tus hábitos alimenticios:

  • Planifica tus comidas haciendo un menú semanal.
  • Prepara siempre tu comida en casa.
  • Lleva snacks saludables a la oficina.
  • No cedas a la presión. Si no tienes hambre, no comas.
  • Trata de respetar tus horarios de comida.
  • Toma mucha agua.

Lo más importante para evitar subir de peso en el trabajo es la organización. Planea con tiempo lo que vas a comer cada día y así no tendrás que preocuparte por los kilitos extras. Después de tres días en el trabajo, ¿ya no tienes ideas de qué preparar? Con estas recetas podrás disfrutar sin culpas comidas deliciosas en el trabajo:

Pechuga en salsa verde y arroz con calabacita

pechuga en salsa verde

Prepara esta receta una noche antes y guárdala en un recipiente con separaciones. Para evitar que se remoje la comida, te recomendamos servir la salsa en un vasito con tapa hermética.

Picadillo a la mexicana casero

El picadillo es uno de esos platillos que nunca falla. Cocínalo el fin de semana y velo diversificando: un día sírvelo con arroz, otro día acompáñalo con frijoles negros y finalmente prepara taquitos dorados con lo que te reste.

Ensalada de manzana verde y lechuga

ensalada de manzana verde

Para que luego no andes batallando con el mal del puerco, prepárate una ensaladita ligera. En un vasito mezcla los ingredientes líquidos y llévalos aparte. Así no tendrás que preocuparte por andar tirando el aderezo por todas partes.

Risotto

Risotto

Para que quede bien el risotto es importante que uses el arroz ideal (no cualquiera funciona). Lo rico de este platillo es que queda un poco caldosito sin estar demasiado líquido. Por si las dudas, guárdalo en un recipiente hermético.

Panini de pera y gorgonzola

panini de pera

Aunque esta receta sabe mucho mejor recién preparada, también puedes guardarla en un tupper para el lunch. Te sugerimos calentar el panini unos segundos en el micro. Si lo dejas demasiado, el pan puede adquirir una consistencia aguada.

Cuéntanos, ¿qué sueles comer en tu trabajo? Déjanos tus comentarios al final de la página.

Responder